El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha afirmado que la Comisión Nacional de Competencia (CNC) no puede paralizar la ley de la cadena alimentaria, cuyo texto final ha mejorado, con la incorporación además de algunas sugerencias del organismo dependiente del Ministerio de Economía.

"Hemos mejorado el texto respecto al anteproyecto recogiendo algunas de las sugerencias para que no existan las preocupaciones que tiene la CNC", ha afirmado el titular de Agricultura en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press.

En este sentido, ha explicado que el organismo de Joaquín García Bernaldo de Quirós no puede paralizar la norma porque es un proyecto en el que se lleva trabajando mucho tiempo y responde "precisamente" a los informes que realizó Competencia sobre el funcionamiento de la cadena alimentaria, en los que instaba al Gobierno a corregir algunas prácticas.

"Es lo que hemos hecho", ha afirmado Arias Cañete, quien ha indicado que en España hay un millón de productores agrarios, 4.000 cooperativas y 30.000 empresas agrioalimentarias, con diez grupos de distribución que son los compradores finales.

"La oferta está muy atomizada, la demanda está muy concentrada y tenemos que buscar el mayor equilibrio en el funciomaniento de las relaciones entre productores e industria y entre industria y distribución", ha señalado.

Respecto a la norma del ibérico, el ministro ha señalado que el objetivo de su Departamento ha sido disponer de una "más clara" para que el consumidor pueda conocer fácilmente lo que adquiere y además se puede controlar.

"La anterior norma era una confusión absoluta, no se controlaba e inducía al consumidor a todo tipo de confusión, lo que hemos querido es hacer una norma más clara", ha señalado.

Consulta aquí más noticias de Murcia.