El Ayuntamiento de Santander invertirá cerca de 450.000 euros en la mejora de la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) del Parque de las Llamas con el objetivo de optimizar su funcionamiento.

Así lo ha anunciado la concejala de Medio Ambiente, María Tejerina, quien avanzó que esta actuación, que forma parte de los trabajos de mejora constante de la red de saneamiento y alcantarillado de la ciudad que realiza el Consistorio santanderino, tendrá un plazo de ejecución de 9 meses.

Las obras consistirán, básicamente, en la mejora del sistema de bombeo de agua, desbaste y del tanque de tormentas de la EBAR del Parque de Las Llamas.

Con este objetivo, se ampliará el canal de desbaste, se instalará una reja de desbaste automatizada en el citado bombeo, se mejorará la ventilación de la estación y el tanque de tormentas aledaño, junto con otras actuaciones necesarias para garantizar el óptimo funcionamiento del sistema.

Con esta nueva inversión, el Ayuntamiento contribuirá a mejorar las condiciones y el funcionamiento de las redes de saneamiento e impulsará la actividad económica y la generación de empleo.

"Las principales actuaciones que realizaremos en el Parque de Las Llamas serán la mejora y automatización del sistema de desbaste, la mejora del sistema de ventilación del pozo y la mejora del tanque de tormentas", recalcó la edil.

En este sentido, precisó que, para acometer la automatización del desbaste se sustituirán en la Estación de Bombeo de Las llamas las rejillas "Tramex" por una reja de desbaste vertical automatizada, cuya limpieza y extracción de los sólidos retenidos se realiza mediante un peine de accionamiento automático.

"Este sistema permite un óptimo mantenimiento de las instalaciones, lo que se traduce en un mejor rendimiento del bombeo", afirmó la edil, quien añadió que, de forma complementaria, se rebajará el pozo de bombero mediante el descenso de la cota del canal de entrada y la cámara en la que se encuentra la actual reja, para optimizar el funcionamiento hidráulico del mismo.

Como complemento a la nueva reja de desbaste será preciso incorporar un canal tranquilizador que proporcione las condiciones óptimas de funcionamiento a esta instalación, así como la reposición de diferentes elementos y la instalación de una compuerta mural de 1,50 por 1,50 metros.

La actuación incluirá también la mejora del sistema de ventilación a través de la sustitución del sistema de extracción existente y la instalación de una válvula claveta en la salida del colector de 800 milímetros para optimizar el funcionamiento del tanque de tormentas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.