La policía Nacional de Gijón ha detenido durante el pasado fin de semana a un total de 14 personas por delitos contra la seguridad vial, y ha realizado unas 200 pruebas de alcoholemia.

Según informan fuentes del cuerpo, se realizaron cerca de 200 pruebas, procediéndose a la detención de 3 conductores por otros tantos delitos contra la seguridad vial, todos ellos por alcoholemia, y a la denuncia en vía administrativa, de otro conductor por superar los niveles máximos permitidos

Además, fuera de los controles preventivos, se procedió a la detención de otros 11 conductores más por otros tantos delitos contra la seguridad vial, (5 por superar los límites máximos permitidos, 1 por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia, 4 por haber perdido el saldo total de puntos, 1 uno más por no haber obtenido nunca el permiso de conducción). Fuera de los controles, también se procedió a la denuncia administrativa de otros 5 conductores más por superar los límites máximos permitidos de alcoholemia. En otro orden de cosas, se denunció a dos locales de hostelería, tras sendas quejas ciudadanas, en las calles Sagrado corazón y Marqués de San Esteban, por distintos motivos como carecer de Licencia o infringir la Ley del Tabaco.

Tres detenidos por no identificarse

Además, tres personas fueron detenidas por resistirse a la identificación e intentar agredir a agentes en dos incidentes registrados el sábado y el domingo.

En la madrugada del sábado una persona requería la presencia policial en una calle del Barrio de El Llano, debido a que estaba siendo agredida por dos jóvenes. Cuando los agentes de la Policía Nacional acudieron al lugar, requirieron la identificación de las autoras, dos chicas, las cuales se opusieron a ello, a la vez que insultaban gravemente a los agentes. Cuando los policías insistieron en el requerimiento, las dos jóvenes intentaron agredirles con puñetazos, por lo que fueron detenidas.

Las arrestadas son dos menores de edad, A. J. J. de 15 años, a la que le figura una detención anterior y de la que constaba su fuga de un Centro de Menores, y N. J. J. de 16 años, a la que le constan dos detenciones anteriores por robo. La primera fue reintegrada al Centro del que se había fugado, mientras que la segunda fue puesta a disposición de un familiar. De todo lo actuado se dio oportuna cuenta a La Fiscalía de Menores.

En la tarde del domingo se detuvo a un varón en la zona centro de la ciudad. Los agentes de la Policía Nacional fueron comisionados para acudir a un establecimiento hostelero, alertados por su propietario, ya que en el interior se encontraban dos personas ebrias que estaban molestando a los clientes. Cuando los agentes se desplazaron al lugar, uno de los individuos se encontraba en el exterior, mientras que el otro permanecía en el interior del bar. Voluntariamente accedió a abandonar el mismo pero una vez en la calle se negó a identificarse ante los agentes, siendo advertidos por estos de las consecuencias de su actitud, comenzando a mostrar una actitud agresiva hacia los policías. En el momento de la detención intentó agredir a los agentes por lo que tuvo que ser reducido, causando además, daños en el vehículo policial en el que fue trasladado hasta Comisaría.

El detenido, R. M. L., de 41 años y vecino de Gijón, tiene antecedentes policiales por haber sido detenido en 12 ocasiones anteriores. Ha sido puesto a disposición del Juzgado en Funciones de Guardia.

Consulta aquí más noticias de Asturias.