Rajoy y Merkel
La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, se disponen a comparecer en una rueda de prensa de la XXIV cumbre germano-española en la sede de la Cancillería alemana en Berlín. EFE/Hannibal Hanschke

La visita del presidente español, Mariano Rajoy, a Berlín aún colea en la prensa alemana.

Las principales publicaciones del país, que dedicaron el lunes ríos de tinta al encuentro en la cumbre hispano-alemana, analizan un día después la puesta en escena de ambos mandatarios y la tensión que está suponiendo para toda Europa la crisis de los papeles de Bárcenas.

Die Welt destaca el apoyo que Angela Merkel le mostró a Rajoy en la comparecencia conjunta tras la reunión y señala la preocupación reinante entre los periodistas presentes —muchos españoles, esperando preguntar algo tras la no rueda de prensa del fin de semana— por un escándalo político que podría afectar a la confianza recuperada en el euro.

"Estoy convencida de que el Gobierno español y el señor Rajoy como su presidente sabrán resolver esta tarea y Alemania le apoyará con todas sus fuerzas", dijo la canciller al ser preguntada por el asunto.

Además, el periódico recuerda que la CDU alemana pasó por lo mismo en 1999 al hacerse público un escándalo relacionado con donaciones que hirió de muerte a Helmut Kohl y también a Wolfgang Schäuble, actual ministro de Finanzas.

El Frankfurter Allgemeine habla de "revés" y de "preocupación" en las bolsas europeas y en concreto en la alemana, y habla con experto que asegura que una eventual caída de Rajoy significaría un golpe muy duro para la consolidación fiscal española.

El lunes este mismo diario publicó un artículo titulado El honor herido de Mariano Rajoy, por el que también se le preguntó al presidente español: "Me encuentro con las mismas ganas, ilusión, fuerza y coraje que tenía cuando llegué a la presidencia del Gobierno", contestó.

El Frankfurter Rundschau, por su parte, habla de "golpe a la moral del país" y de que los ciudadanos han contestado protestando en las calles; asimismo, detalla que Rajoy no ha ofrecido de momento una explicación clara a la supuesta contabilidad de Bárcenas.

El primer ministro español es desde el sábado un "muerto viviente", dice Tageszeitung, mencionando que la crisis desatada en España podría incluso suponer "el fin del todopoderoso sistema bipartidista" y el ascenso en votos de formaciones como IU y UPyD.