Guerrilleros de las FARC
Un grupo de guerrilleros de las FARC realizando un desfile militar, en una imagen de archivo. ARCHIVO

Seis presuntos miembros de las FARC murieron este lunes en una ofensiva del Ejército de Colombia contra esa guerrilla en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, informó el presidente del país, Juan Manuel Santos.

"La información que hemos recibido de Arauca, a través del señor comandante general de las Fuerzas Militares, el general (Alejandro) Navas, es que han sido abatidos ya en este combate seis delincuentes", dijo Santos al término de un consejo de seguridad reunido en Ibagué, capital del departamento del Tolima (sur).

Esta ofensiva militar se suma a los secuestros y a los ataques perpetrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en medio del diálogo de paz con el Gobierno, que se desarrolla en Cuba.

FARC: "El diálogo prosigue"

Las FARC subrayaron este lunes que el diálogo de paz con el Gobierno colombiano prosigue en Cuba y nadie se retira, mientras preparan la liberación de dos policías y un militar a los que secuestraron recientemente, tal y como anunciaron el fin de semana.

"Las conversaciones prosiguen de modo normal y que nadie ha amenazado con retirarse, a pesar de la campaña de la ultraderecha contra el proceso de paz", afirmó el máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", en un comunicado difundido en la página web de esta guerrilla.

De esta manera, el grupo subversivo, inmerso en un diálogo de paz en Cuba con el Gobierno de Juan Manuel Santos, respondió a quienes en Colombia abogan por el fin de proceso, entre ellos el expresidente Álvaro Uribe, quien la semana pasada reclamó el fin de las negociaciones hasta que las FARC liberen a los secuestrados.

El sábado las FARC anunciaron que pondrán en libertad a dos policías y un militar retenidos, y el domingo el presidente Santos, ordenó al Ministerio de Defensa que se faciliten esas entregas, que estarían coordinadas, como en otras muchas ocasiones, por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

De concretarse la liberación de los tres uniformados se trataría de la primera entrega de rehenes que se produce durante los diálogos de paz.

La Iglesia pide confianza

También este lunes, ante las dificultades surgidas últimamente, la Iglesia Católica pidió a los ciudadanos que confíen en el proceso. Así lo dijo Rubén Salazar, presidente de la Asamblea Plenaria del Episcopado, que hoy comenzó en Bogotá su reunión plenaria.

"Le pido a todos los colombianos que tengamos confianza en el proceso de paz. Indudablemente es difícil tener confianza por la situación de violencia que vive el país, pero tenemos que partir del principio de que hay que ser capaces de acabar con esta guerra", dijo Salazar.

El prelado colombiano se manifestó en contra de un alto el fuego bilateral, en lo que dijo coincidir plenamente con Santos, porque "sería como anticipar lo que se quiere lograr en las negociaciones. El final de las negociaciones es fundamentalmente el poner punto final al encuentro armado", puntualizó.

Santos ha dicho en reiteradas ocasiones que no habrá alto el fuego por parte del Gobierno hasta que se haya alcanzado un acuerdo definitivo con las FARC, que han reclamado insistentemente esa tregua.

Dos alemanes secuestrados por el ELN

Por otro lado, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el segundo mayor grupo guerrillero de Colombia, secuestró en una región fronteriza con Venezuela a dos ciudadanos alemanes a los que consideró "agentes de inteligencia", informó este lunes en un comunicado distribuido por Internet.

"Unidades del ELN capturaron en la región del Catatumbo a los señores Breur Uwe y Breuer Günther Otto, de supuesta nacionalidad Alemana", dice la guerrilla en su comunicado publicado en la página electrónica 'www.eln-voces.com'.

Según los rebeldes, los dos alemanes "en las semanas que llevan retenidos, no han podido justificar su presencia en dicho territorio, por tal razón son considerados, hasta el momento, agentes de inteligencia y seguirán siendo investigados".

Los secuestrados trabajaban para la minera Geo Explorer, que tiene capital colombiano y participación canadiense.

El ELN también ha declarado su intención de sentarse a negociar la paz con el Gobierno colombiano, algo que el presidente Santos ha descartado por el momento. "Cada cosa en su momento", dijo.

Dos policías muertos

Por otro lado,dos policías murieron y otros dos resultaron heridos en un ataque con armas de largo alcance y granadas de fragmentación perpetrado por desconocidos en una población del departamento colombiano de Antioquia (noroeste), informó la institución.

El ataque se registró en el sector de La Palma, cuando los agentes adscritos a la Seccional de Investigación Criminal de Antioquia que realizaban labores de registro y control "fueron atacados con fusiles y posteriormente con granadas de fragmentación", indica un comunicado de la Policía, que no señala quiénes serían los responsables de la acción.

En el ataque murieron el subintendente Edward Antonio García Castro, de 40 años, y el patrullero Jhonnny Alejandro Castrillón Valencia, de 28 .

Los dos heridos, son Jairo Alonso Carrasquilla Uribe, quien está en delicado estado de salud, y el patrullero William de Jesús García Benítez.