Las precipitaciones serán más intensas, concentrándose en menos días y con especial incidencia en los meses de otoño, siendo los inviernos más secos. Éste es el panorama que ayer dibujó el director de MeteoGalicia, Vicente Pérez Muñuzuri, quien, no obstante, pidió prudencia antes de atribuir el buen tiempo reinante en las últimas semanas al cambio climático. Un fenómeno que, reconoció, sí está afectando al mar: aquí su nivel subió 10 centímetros en 50 años.