El sacerdote Rafael Sanz Nieto, de 73 años, ha sido condenado a dos años prisión por "abusos sexuales continuados" cometidos sobre un menor entre 1999 y 2001.

Los abusos se dieron en una parroquia de Aluche (Madrid). El acusado ha sido absuelto de intento de violación.

Según el tribunal, el Arzobispado y su titular, Rouco Varela, conocían los hechos y los ocultaron

Además, el Tribunal ha condenado al Arzobispado de Madrid como responsable subsidiario, por lo que tendrá que pagar 30.000 euros.

Según consideran las autoridades judiciales, el Arzobispado y su titular, Rouco Varela, conocían los hechos y los ocultaron, extremo que ha sido confirmado por al menos un testigo durante el juicio.

De hecho, los catequistas de la parroquia denunciaron los hechos ante la Fiscalía, actitud por la que fueron expulsados de de la parroquia.

Recurso del arzobispado

Fuentes oficiales han asegurado que, tras conocer la sentencia, los servicios jurídicos del arzobispado cuya titularidad ostenta el cardenal Rouco Varela, "estudian recurrir la parte que afecta directamente al arzobispado, concretamente la que hace referencia al pago de una indemnización por parte del cura condenado a la víctima", pago de la que la Audiencia hace responsable civil subsidiario al arzobispado.