Botella despide a seis empleados por protestar mientras contrata a otro alto cargo

  • Los trabajadores protestaron durante una función en el Teatro Fernán Gómez, en la Plaza de Colón, el pasado 15 de diciembre.
  • Les acusa de causar un perjuicio económico a las arcas públicas.
  • Mientras ha contratado a un nuevo directivo por 100.000 euros al año.
Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid.
Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid.
Jorge París

El sábado 15 de diciembre un grupo de trabajadores del Ayuntamiento de Madrid tomó la palabra en el Teatro Fernán Gómez. Denunciaban que el Consistorio boicoteaba su derecho a huelga contra el expediente de regulación de empleo de la empresa pública Macsa (Madrid Arte y Cultura) contratando mano de obra para llevar a cabo el espectáculo que estaban a punto de presenciar.

Hoy, seis de los miembros de la plantilla pública están despedidos después de que el concejal de Las Artes, Fernando Villalonga, les haya acusado de provocar un perjuicio económico a la empresa, ya que su 'actuación' hizo que 35 personas exigiesen la devolución del precio de su entrada (en total, no alcanza los 800 euros).

Los despidos se produjeron el martes. En ese momento, CC OO se puso en marcha para denunciar ante la Justicia lo considera un "despido político" consecuencia de la frustración de Villalonga por no haber podido ejecutar el ERE y despedir a 45 trabajadores. En su lugar, y gracias a la presión ejercida por plantilla y sindicatos, solo cinco abandonaron Macsa de forma voluntaria, mientras que el resto fueron recolocados.

CC OO, según su secretario general en el Ayuntamiento, Pedro Delgado, va a llevar los despidos a la vía contencioso administrativa. "No hubo sabotaje ni se prohibió la entrada a nadie", defendió en declaraciones a Europa Press antes de solicitar a la alcaldesa, Ana Botella, que destituya a su concejal de Las Artes.

Incorporación al consejo

El despido de los trabajadores se ha producido al mismo tiempo que Macsa ha contratado a un nuevo directivo que cobrará 100.000 euros al año.

La responsable Cultura del Grupo Municipal de IU, Milagros Hernández, desveló este viernes que el fichaje fue comunicado a la oposición durante la reunión formal del consejo de administración de la empresa pública.

Según detalló la edil, su función será proceder a la fusión de la actual Madrid Visitors & Convention Bureau (la empresa municipal que se encarga del turismo) y la propia Macsa.

"Es absolutamente incoherente e injusto que les sobren trabajadores, pero no altos cargos cuando las funciones se pueden cubrir perfectamente desde el Ayuntamiento de Madrid con su propio personal", denunció Hernández.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento