(AM) Currás asegura que el expediente para el pago de la deuda a Sermasa "fue tramitado como todos los demás"

El PSOE critica el "desgobierno" en el "bipartito popular" y el BNG pide su "dimisión" por la "vergüenza" que está causando a la ciudad
Pleno en el Ayuntamiento de Santiago
Pleno en el Ayuntamiento de Santiago
EUROPA PRESS

El alcalde de Santiago, Ángel Currás, ha asegurado este jueves que el expediente en el que se reconocía la deuda con Sermasa, una de las empresas del grupo Vendex, por la continuación del servicio de limpieza, conserjería y control en 13 colegios y siete polideportivos hasta la convocatoria de un nuevo concurso público, "fue tramitado como todos los demás".

"No tengo motivos para dudar de la correcta actuación de los servicios de gestión administrativa del Ayuntamiento", ha enfatizado en una sesión plenaria extraordinaria en el Pazo de Raxoi, convocada a instancias del PSOE para abordar la "corrupción" en el equipo de gobierno tras la "doble imputación de dos alcaldes y de dos concejales y el cese de un jefe de gabinete y la imputación de otro".

De hecho, a su portavoz, Francisco Reyes, le ha afeado la "estrategia de confusión perfectamente calculada" que está siguiendo, al vincular su imputación en el marco de la 'Operación Pokémon' con "una información de un medio de comunicación sobre un informe supuestamente alterado".

Tras revelar que pidió al director de la Asesoría Jurídica información sobre el citado documento, ha recalcado que "existe un único informe" y que éste ha sido "suscrito por el jefe de departamento de Educación". "Estoy plenamente convencido de que no existen irregularidades, y este ayuntamiento está siempre dispuesto a esclarecer cualquier actuación administrativa que se lleve a cabo", ha proclamado.

Dicho esto, ha recriminado al edil socialista que "intente confundir a la opinión pública ni generar alarmismo en beneficio propio a costa de generar daño en la imagen del alcalde". "Al que solamente importó siempre trabajar en favor de Santiago", ha concluido, refiriéndose a sí mismo en tercera persona.

"desgobierno en santiago"

Después de que Reyes subrayase el "desgobierno" en que está sumida la capital gallega tras el paso de "dos alcaldes en un año" por el Consistorio, Currás ha sostenido que "la actividad de gestión se lleva a cabo como siempre" sólo que los socialistas "no participan" en ella porque "casi nunca están por las tardes" en dependencias municipales pese a tener varias "dedicaciones exclusivas".

Además, ha esgrimido la "contratación" de obras, la "importante" actividad cultural y su "planificación" para el año actual y la "dinamización" de los centros socioculturales y educativos para rechazar que "la fractura del grupo municipal" de la que habló Reyes y la relación con distintas operaciones judiciales estén afectando a la gestión del Ayuntamiento.

"No niegue las evidencias", le ha espetado el socialista, criticando de paso la "improvisación" con la que se toman las decisiones en el Gobierno de la ciudad, que ha ilustrado afirmando que "no se convocan en plazo los concursos", como marca "la ley estatal", y se recurre en exceso a "contratos negociados sin publicidad por una urgencia motivada" por él mismo.

A mayores, ha reprobado que apele a la presunción de inocencia para defenderse de las dos imputaciones que pesan sobre él pero que no haya dudado al decir que la concejala de Educación, Rebeca Domínguez, también imputada en el marco de la Operación Pokémon, "tiene que dimitir".

"el bipartito popular"

Por todo, tras criticar que "no asuma su responsabilidad" a la hora de gestionar "el bipartito del Gobierno popular", Reyes ha hecho hincapié en su inestabilidad en el cargo con una cita de Shakespeare: "Podéis hacerme abdicar de mis glorias y de mi estado, pero no de mis tristezas. ¡Todavía soy rey de mis amarguras!".

De hecho, en declaraciones a los medios posterior a la celebración del pleno, ha remarcado que Currás "necesitó que (Gerardo) Conde Roa estuviese en su votación" de investidura, porque, de lo contrario, "probablemente hoy no sería alcalde de Santiago". "Es el último 'no favor' que hizo Conde Roa a esta ciudad", ha lamentado.

Junto con ello, dentro del salón de plenos, el socialista ha requerido la elaboración de un código ético y otro de "buenas prácticas en la administración", sobre cuya redacción ni se pronunció el primer edil de Compostela.

"bochorno y vergüenza"

A continuación, el portavoz del BNG, Rubén Cela, ha incidido en que "la situación sin precedentes" que atraviesa este consistorio "es políticamente insostenible", ya que existe "una profundísima crisis de legitimidad y de confianza por los líos internas entre los distintos bandos del PP y por el descontrol en el Gobierno local".

"La gestión está colapsada hasta el punto de que ningún miembro del Gobierno firma las facturas y la empresa sigue haciendo sus servicios con los trabajadores sin cobrar", ha evidenciado, para remarcar que "la situación es de todo menos normal". "Una inmensa mayoría de vecinos, incluso votantes del PP, sienten bochorno y vergüenza", ha sentenciado.

En este escenario, ha pedido a Currás que "dimita", al igual que hacen todos los miembros de la formación frentista imputados, en lugar de "seguir irresponsablemente en su cargo". "Optó por atrincherarse aquí con sus fieles, pero sabe el coste que tiene para la ciudad", ha argumentado, deseando que "cuando se levante el secreto de sumario" y se conozcan las grabaciones telefónicas, los vecinos de Santiago "no tengan que avergonzarse aún más".

"utilización política"

En defensa del regidor salió la concejala del PP María Castelao, quien ha destacado su "valentía" y "transparencia" al tiempo que ha deslegitimado las críticas de PSOE y BNG por no ser ninguna de estas fuerzas políticas "ejemplo de nada". "Se dedican a sobredimensionar un problema en su propio beneficio, pero todas las soberbias caen", les ha lanzado.

En el turno de cierre del debate, Ángel Currás ha lamentado que "la estrategia desesperada de un partido que ha perdido el apoyo del 46 por ciento de sus votantes", en alusión al PSOE, sea "pedir un pleno extraordinario" en lugar de "pedir documentación" por los cauces internos.

Al hilo de ello, ha ironizado con su elección tras la marcha del exalcalde Xosé Sánchez Bugallo del Consistorio. "Es como Diego López, el nuevo portero del Real Madrid", ha comparado, para tildarle a continuación de "incapaz" de "presentar propuestas constructivas para a ciudad". "No hace más que demagogia", ha censurado.

Al BNG, por su parte, le ha afeado la "estrategia de provocación" que ha relacionado con la "falta de ideas y de propuestas de quienes perdieron el 52 por ciento de los votos".

"Hacen una utilización política de la imagen de la ciudad en beneficio propio dentro de su estrategia de desgaste", ha reprochado hacia las bancadas de la oposición, a las que ha dejado claro que no perderá "ni un minuto en atender a sus provocaciones". "Esta estrategia mezquina parece su única forma de hacer política", ha finalizado.

"tremendamente decepcionado"

A la vista de las respuestas del alcalde en el pleno, el edil nacionalista ha expresado ante los medios a continuación que está "tremendamente decepcionado" con la "actuación tan esperpéntica" que se ha registrado en el salón de plenos. Por ello, como ha explicado, su grupo decidió no acudir a la sesión ordinaria que comenzaba minutos después.

Los socialistas, en cambio, han decidido mantenerse en sus asientos para "defender los intereses de las 14.000 personas" que les apoyaron en los últimos comicios locales. Pese a ello, Reyes ha coincidido en las críticas de Cela, porque el alcalde "no respondió a ninguna de las preguntas". "Perdió toda la legitimidad; Santiago tiene un problema", ha lamentado.

Al margen de todo ello, el candidato a la alcaldía compostelana por IU y diputado autonómico de AGE, Xabier Ron, ha protagonizado una protesta en las puertas del Consistorio con la Policía Local, que le impidió el acceso al pleno por estar el aforo completo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento