Xavier Crespo
El diputado de CiU en el Parlament catalán y exalcalde de Lloret de Mar (Girona) Xavier Crespo EFE / ARCHIVO

CiU y PSC han propuesto este martes a tres diputados relacionados con casos de corrupción para que ocupen cargos en comisiones parlamentarias, de tal forma que Xavier Crespo y Ferrán Falcó (CiU) —casos Clotilde y Adigsa— ocuparán, respectivamente, una vicepresidencia y dos presidencias, y Daniel Fernández (PSC) -Caso Mercurio- una presidencia y una secretaría.

Ha provocado la indignación de ICV-EUiA y de la CUP, y el enfado de ERC y PPCEl hecho de que la mayoría de grupos hubieran pactado desde hace días el reparto de cargos en las comisiones sin nombres concretos ha sido aprovechado por CiU y PSC para incluir a Crespo, Falcó y Fernández entre los diputados propuestos, lo que ha provocado la indignación de ICV-EUiA y de la CUP, y el enfado de ERC y PPC.

CiU ha conseguido que Crespo obtenga la vicepresidencia de la comisión de Empresa y Ocupación, mientras que el PSC ha logrado que Daniel Fernández presida la de Juventud y, a la vez, sea secretario de la de Asuntos Institucionales.

A estos nombres se añade el del convergente Ferran Falcó, que ha sido designado presidente de dos comisiones, la de Bienestar, Familia e Inmigración y la de Sindicatura de Cuentas, a pesar de que figura como imputado en el caso Adigsa.

ICV-EUiA y la CUP han reclamado en sendas rueda de prensa a CiU y PSC que reconsideren estos nombramientos y, al tiempo, han pedido a los diputados que, para no perjudicar la credibilidad de las instituciones, renuncien a sus actas como parlamentarios, aunque mantengan su derecho a la presunción de inocencia.

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, por su parte, ha exigido a los partidos que tengan cargos públicos vinculados con casos de corrupción que "sean responsables" y propongan únicamente para ocupar puestos de representación a "personas que sean ejemplares" y hagan un esfuerzo de "regeneración democrática".

El portavoz del grupo del PPC, Enric Millo, ha recordado que Crespo está relacionado con la trama de la mafia rusa que operaba en Lloret mientras él era alcalde, y ha pedido a los partidos "actitudes éticas" y que "no propongan para ocupar cargos a personas que están o pueden estar imputadas".

Por su parte, el portavoz del grupo de CiU, Jordi Turull, ha expresado "toda su confianza" en Crespo a la espera de que si finalmente tiene que declarar sea para poder "explicarse sobre el sumario secreto que se está retransmitiendo online por los medios".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.