Belloch destaca que el reparto del roscón es "por derecho propio" en el acto tradicional de San Valero

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha señalado que el reparto del roscón se ha convertido "por derecho propio, en un acto tradicional para celebrar San Valero" al cumplirse este año la 22 edición.
Belloch y Armengol en el reparto del roscón
Belloch y Armengol en el reparto del roscón
EUROPA PRESS

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha señalado que el reparto del roscón se ha convertido "por derecho propio, en un acto tradicional para celebrar San Valero" al cumplirse este año la 22 edición.

Belloch ha felicitado a todos los vecinos de Zaragoza y especialmente al Periódico de Aragón por patrocinar este reparto del roscón "ya que hace posible esta fiesta", con cuyo director, Jaime Armengol, ha participado en el reparto de este dulce.

"Es una excelente manera de celebrar San Valero" ha enfatizado Belloch en declaraciones a los medios de comunicación para indicar que cuando entrega los trozos de roscón detecta que "la gente está muy contenta y satisfecha de vivir este acto colectivo", lo que, a su parecer, es "sorprendente para los tiempos que corren porque da la impresión de que todo debería ser pesimismo".

El sentido de comunidad de la ciudad "sobrevive a cualquier periodo de crisis como el que estamos viviendo" ha aseverado el alcalde.

Seguidamente, Armengol ha relatado que la idea de esta iniciativa a lo largo de 22 años es "hacer partícipes a los zaragozanos del día de su patrón y contribuir en devolver lo que ellos nos dan todos los días siguiendo nuestra información".

Un acto popular como éste "nos llena de orgullo" ha destacado Armengol para confiar en que "esta vigésimo segunda edición de paso a otras tantas celebraciones".

BENTUÉ

El presidente de honor de la Asociación Provincial de Pasteleros de Zaragoza, Francisco Bentué, ha explicado que el reparto se hace por cuatro puntos, por lo que la distribución de las 20.000 raciones de unos 50 gramos cada una, se termina en una hora y media.

El roscón, de más de mil kilos de peso y 900 metros de largo, se ha elaborado en unos diez días y después se ha congelado porque "reviene muy bien y parece que lo han hecho esta noche".

Más de 200 kilos de azúcar y 500 huevos son algunas de las cantidades que se precisan para elaborar este roscón de gigantescas dimensiones.

Bentué es el único pastelero que ha estado en las 22 ediciones del reparto de roscón y aunque se pasa frío ha reconocido que "ha habido años peores cuando ha llovido".

Visita al despacho

Tras el reparto del roscón el alcalde se ha dirigido a su despacho para recibir a los primeros ciudadanos a los que ha explicado los objetos que conforman su lugar de trabajo.

"Básicamente les enseño los artesonados del techo del despacho, del salón de plenos y de la sala de gobierno" ha enumerado Belloch para agregar que también da cuenta a la ciudadanía de los símbolos más representativos de la ciudad como el cuadro de Agustina de Aragón o el cuadro de la fundación de la ciudad, pasando por el busto del pintor Francisco de Goya del escultor Mariano Benlliure y otros motivos del siglo XVIII.

Entre ellos ha destacado la mesa de trabajo que se recuperó para la Expo 2008. Es una pieza "única del siglo XIX, que estaba abandonada a la intemperie durante unos 30 años y que fue restaurada por los funcionarios de la casa", ha explicado el alcalde.

Belloch ha reconocido que el despacho "les impresiona a todos mucho y la verdad es que es bastante impresionante porque es casi un museo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento