Francisco Valido
El alcalde de Telde, Francisco Valido. (Archivo) Archivo

El alcalde de Telde, Francisco Valido, y los cinco concejales, todos del PP, detenidos e imputados en el 'caso Faycán' , han presentado su dimisión al cargo y la renuncia a sus actas, aunque seguirán hasta que su decisión sea efectiva en un pleno municipal previsto para el día 24.

Esta decisión supone que la alcaldía siga de momento en manos de Francisco Valido y que los concejales implicados en el 'caso Faycán' continúen en sus competencias y no sean sustituidos por otros candidatos de su lista electoral hasta que la renuncia se formalice en el pleno que tendrá lugar dentro de dos semanas.

Las acusaciones que pesan sobre mí son absolutamente falsas

El primer edil y los cinco concejales anunciaron su decisión esta tarde en una comparecencia pública tras reunirse durante varias horas en las oficinas municipales de Telde, mantener contactos con los diversos grupos políticos del Ayuntamiento de Telde y presentar su renuncia en el registro del consistorio a las 14:05 horas.

El alcalde de Telde, Francisco Valido, se encuentra en libertad provisional acusado de cohecho y bajo fianza de 80.000 euros, mientras que los otros cinco concejales se encuentran en la misma situación procesal con distintas fianzas y con cargos, la mayoría de cohecho, pero alguno de ellos también por malversación de caudales públicos y prevaricación.

Se trata de la segunda teniente de alcalde y concejal de Desarrollo Local María del Carmen Castellano Rodríguez, que también es presidenta del PP local, imputada por cohecho y malversación de caudales públicos y bajo fianza de 60.000 euros; los concejales Domingo Ramírez Galindo, José Suárez Martel y Sonsoles Martín Jiménez, acusados de cohecho y con fianza de 80.000 euros; y el edil Carmelo Julián Oliva, con cargos de cohecho y prevaricación y fianza de 90.000 euros.

Al anunciar su dimisión, el alcalde de Telde, Francisco Valido, afirmó que su renuncia era una "decisión dolorosa que realiza desde el convencimiento" de su "absoluta inocencia", ya que las acusaciones que pesan sobre él por el "caso Faycán" son "absolutamente falsas", según afirmó.

La protesta de los vecinos

Decenas de vecinos protestaron ayer porque el municipio "no es una ciudad, sino un gran negocio" debido a la corrupción y para hacer constar que el 7 de noviembre será recordado por ser el día del 655 aniversario de la ciudad y en el que por primera vez fue detenido su alcalde.

Las asociaciones vecinales convocaron a los ciudadanos teldelses tras la detención del primer edil, Francisco Valido, y cinco concejales el pasado martes, convocatoria a la que respondieron unas 400 personas, según la Policía Local, y 600 según los organizadores.

El secretario de la Asociación Faycanato, Marcos Monzón, leyó un manifiesto en el que se quejó de que ya sean nueve los concejales detenidos de los "trece posibles", a lo que se suma el que el caso sigue abierto y puede haber nuevos arrestos.

Los vecinos pidieron que no se cree una gestora, pues ello "traerá muchos problemas"
Asimismo, aseguró que Telde no es Marbella, donde la trama de corrupción es "mucho mayor" y pidió que no se cree una gestora, pues ello "traerá muchos problemas" y confió en que los partidos entiendan que se trata de una situación excepcional que debe ser el último recurso.

Se trata de la tercera vez que las asociaciones vecinales convocan una concentración para protestar por la situación que atraviesa Telde desde que se inició el caso Faycán el pasado 1 de marzo con la detención de la concejala Antonia Torres, la principal imputada de los 25 que suma esta trama.

Los ciudadanos de Telde, prosigue el manifiesto, "no quieren oír hablar" de permutas, expedientes que se pierden, dudosas licencias urbanísticas, proyectos inacabados, huida de empresas y miedo de los funcionarios.

En esta situación, se está a la espera de saber si se disuelve el Ayuntamiento, petición que ha sido realizada por los vecinos, aunque el Gobierno canario le ha pedido al ejecutivo central que tome la decisión final.