Francisco del Amo
Francisco del Amo, director de Operaciones y Proyectos de Madrid espacios y Congresos, llega a los juzgados de Plaza de Castilla para declarar por el caso Madrid Arena. Javier Lizón / EFE

Miguel Ángel Flores contaba con la total confianza de los directivos de Madrid Espacios y Congresos (Madridec), la empresa que alquiló al promotor el Madrid Arena para la fiesta de Halloween tras la que murieron cinco adolescentes.

En su declaración ante el juez que investiga el caso, el coordinador de Operaciones y Proyectos de la empresa municipal, Francisco del Amo, aseguró este viernes que se fiaban de la "buena fe" de Flores porque "nunca" antes les había fallado.

Del Amo afirmó que no constató que el 1 de noviembre hubiese exceso de aforo, como ha determinado la Policía, o que se vendiesen más entradas de las 7.000 autorizadas. Flores les dijo que todo marchaba como era debido aquella noche y, de acuerdo a la experiencia con él, le creyeron. De haber más personas de las autorizadas, según Del Amo, Flores habría cometido "una imprudencia gravísima".

El Ayuntamiento alquilaba a Flores el Madrid Arena, el Pabellón Satélite o la Caja MágicaSin embargo, llama la atención esta confianza cuando Madrid Espacios y Congresos estaba perfectamente al tanto de que Diviertt, la empresa de Flores, presumía de haber superado el aforo no solo del Madrid Arena, sino de la Caja Mágica y de otros espacios que le habían sido alquilados para sus macrofiestas.

Como informó 20minutos.es, Diviertt lo publicitaba en las páginas web creadas para eventos como el Space of Sound o el Klubber's Day, pero también en las comunicaciones oficiales que mantenía con Madrid Espacios y Congresos. Según la acreditación de solvencia adjunta a los trámites para alquilar el Madrid Arena, Diviertt daba servicio "a unas 30.000 personas" en cada Space of Sound que se celebraba en el multiusos cada 1 de enero entre 2007 y 2011.

Sin embargo, estos indicios no hicieron que el Ayuntamiento de Madrid se plantease dejar de hacer negocios con él en ningún momento.

¿Quién dirigía la seguridad?

Esta no fue la única contradicción del responsable de Operaciones de Madridec. Según informaron tras la vista de este viernes los abogados que representan a las familias de las víctimas, Del Amo echó por tierra la versión de Rafael Pastor Martín, exresponsable de seguridad.

Dejaron el evento sin ningún director de Seguridad autorizado por InteriorPastor declaró que el propio Del Amo y el responsable de Operaciones, José Ruiz Ayuso, eran los responsables de la seguridad. Aseguró, además, que el dispositivo policial de aquella noche era "menor de lo habitual". En cambio, según Del Amo, Pastor era el encargado del plan de seguridad relativo a los vigilantes de Seguriber. Estos eran, afirma el jefe de Operaciones, quienes tenían el mando del portón del acceso de emergencias que se abrió para dejar entrar de manera irregular a centenares de jóvenes.

Según Del Amo, tanto él como Pastor abandonaron el recinto sobre las 3 de la madrugada, ya que "no había nada raro" a su juicio. "Esto significa que dejaron el evento sin ningún director de Seguridad autorizado por el Ministerio del Interior", apostilló el abogado Abdón Núñez, que representa a la familia de Belén Langdon.

A las 4 de la mañana, Flores llamó a Del Amo para alertarle de la avalancha mortal.

Consulta aquí más noticias de Madrid.