Una oficina del INEM
Imagen de archivo de una oficina del INEM. ARCHIVO

Estar en paro es un problema que no sólo afecta al ámbito laboral, sino al económico, personal, afectivo y psicológico y así lo refleja un estudio del observatorio de la cadena SER, en la que se ha preguntado a desempleados (5.965.400 según la EPA al cierre de 2012) por su situación, preocupaciones y perspectivas.

Uno de los aspectos que refleja el estudio es que el estado de ánimo de los parados españoles no anima al optimismo. Entre otras cosas, han perdido la fe en la política. El 90% de los parados aseguraron que su situación de desempleo y la crisis "han reducido su confianza en los políticos", según el estudio.

Cerca del 50% de los parados entre 25 y 34 años ha cancelado planes en su vida personal El mismo porcentaje recela ahora más que antes de los bancos, el Gobierno, y también en menor medida, se ha perdido la confianza en las empresas y la Unión Europea. Además, el 66% de los parados confía menos que antes en la democracia.

En buena medida, esta desconfianza viene dada por la situación precaria en la que están sumidos muchos desempleados. El paro es responsable de que el 25% de los desempleados haya tenido que abandonar su hogar, ya sea para ir a uno más barato, por trasladarse a vivir con familiares o amigos o por haber sido embargado. 

Cerca del 50% de los parados entre 25 y 34 años ha tenido además que cancelar planes en su vida personal, como el de formar una pareja estable o tener hijos. Además, es uno de los principales causantes de la retracción del consumo: el 36% de los españoles sin empleo intercambia productos que antes hubiera comprado.

Todas estas circunstancias repercuten en la salud de los desempleados, de forma que el 50% de ellos cae en depresión y el 40% pierde la confianza en sí mismos. Además, achacan a su situación dificultades para dormir o malas relaciones con su familia.

El 70% de las personas sin empleo cree que no encontrará trabajo dentro del próximo año. Y el 92% de los desempleados cree que la crisis no le permitirá alcanzar las metas profesionales que se había impuesto.