La lechuga rizada o escarola es amarga...

Alumnos de Padres Blancos aprenden a distinguir los sabores en el Día del Gusto.
Dos alumnas se chupan los dedos con la nocilla (Kako Rangel).
Dos alumnas se chupan los dedos con la nocilla (Kako Rangel).
Se lo pasaron pipa. Imagínese la escena. Un cocinero vestido de blanco (Miguel Prieto, de La Taberna del Alabardero) se cuela a media mañana en un aula de 4.º de primaria en el colegio Padres Blancos.El chef explica a los 25 alumnos de 9 años que es el Día Europeo del Gusto y que les va a enseñar a distinguir los 4 sabores básicos: salado, dulce, amargo y ácido.

Comienza la clase magistral. Los pequeños gourmet se colocan un gorro blanco para la degustación guiada. El menú consiste en escarola o lechuga rizada, como la llamó un alumno; macarrones; gominolas de naranja; y magdalenas de cacao.

Los pequeños mastican los alimentos y descubren que cada sabor produce una reacción en la boca; que el salado se detecta en el lateral de la lengua y que el dulce, en la punta de ésta.

De postre mezclan polvos del cacao con un gota de aceite de oliva. ¿El resultado? Crema de cacao; para ellos, nocilla. Lo que más les gustó y con la que se chuparon los dedos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento