Soldados israelíes
Soldados israelíes preparándose para un ejercicio en Ein Yahav, al sur de Israel. GTRES

Estados Unidos se ha convertido en el decimocuarto país en permitir a las mujeres entrar en combate después de que el Pentágono haya levantado la prohibición este jueves. "Como secretario de Defensa, sé que abrir más oportunidades a nuestros hombres y mujeres uniformados mejor cualificados fortalecerá nuestra habilidad para luchar y ganar guerras", ha afirmado el titular de Defensa, Leon Panetta.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aseguró que el presidente de Estados Unidos apoya la decisión del Pentágono, e indicó que Barack Obama está convencido de que el país debe continuar trabajando para eliminar "barreras innecesarias basadas en el género para dar servicio" a la nación. De los 1,4 millones de miembros en servicio activo de las Fuerzas Armadas estadounidenses actualmente, 205.000 son mujeres.

Noruega fue el primer país de la OTAN en permitir a sus mujeres participar en todas las misionesHasta el momento, Alemania, Australia, Canadá, Corea del Sur, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Israel, Nueva Zelanda, Polonia, Rumanía y Suecia son los países que autorizan a las militares a combatir, según el Instituto de Estudios Estratégicos norteamericanos y el ministerio de Defensa británico.

En 1985, Noruega fue el primer país de la OTAN en permitir a sus mujeres participar en todas las misiones, incluido los servicios submarinos.

A mediados de los noventa, Israel aprobó que las militares pudieran estar en primera línea, si bien su ejército cuenta con mujeres desde su constitución como Estado, en 1948. Actualmente, el 3% de los soldados israelíes de combate son mujeres.

En España sus misiones no se diferencian

En España la mujer puede enrolarse en unidades de intervención rápida como la Legión y la Brigada paracaidista y participan en las mismas misiones de combate que los hombres.

Destacadas también en el exterior, en 2007 falleció la primera soldado española en Afganistán, Idoia Rodríguez Buján, por la explosión de una mina. La víctima, natural de Lugo, pertenecía a la Brigada Ligera Aerotransportable (BRILAT), con sede en la localidad pontevedresa de Figueirido.

Según explicó entonces esta unidad en su página web, eran en aquel momento "más de 300 mujeres las que desempeñan su labor en la unidad, entre oficiales, suboficiales y tropa". Además, la información aclaraba que "sus misiones no se diferencian, en modo alguno, a las tareas que realizan los hombres. Tienen acceso a todos los puestos tácticos, realizando tareas logísticas, administrativas y tácticas".