Antonio del Castillo: "Solo nos importa recuperar a Marta"

Antonio del Castillo, padre de la joven sevillana Marta del Castillo
Antonio del Castillo, padre de la joven sevillana Marta del Castillo
PACO PUENTES

Hoy se cumplen cuatro años de la desaparición de Marta del Castillo. Su cuerpo aún no ha aparecido. 20minutos.es habla con su padre, Antonio del Castillo, en el aniversario de su muerte. Su familia espera el fallo del Tribunal Supremo. Quiere que se repita el juicio.

¿Cómo han sido estos años?

De desesperanza, sobre todo, y de contacto indudable con la Policía. Unos días se tiene más esperanza y otros no tanto. Su cuerpo aún no ha sido localizado. Por la cabeza se te pasa de todo.

¿Qué tal están su mujer (Eva) y su suegro (José Antonio Casanueva)?

Estamos siempre con lo mismo, aunque intentamos no hablar delante de las niñas. Le tenemos que dar las gracias a la ciudadanía, porque son muchos los que nos siguen llamando para ofrecernos información sobre estos sujetos (Samuel Benítez, Francisco Javier Delgado, María García y Francisco Javier García, el Cuco) o sobre posibles localizaciones en las que podría estar el cuerpo de Marta. Todo lo que vemos importante se pone en conocimiento de la Policía.

¿Y sus otras dos hijas?

Rehaciendo sus vidas. Son muy jóvenes, pero piensan en su hermana. Hay veces que nos preguntan. Les extrañan muchas cosas, como que todos quedaran en la calle (salvo Miguel Carcaño). La más pequeña, con 11 años, le dijo una vez a su madre: “Si cojo una pistola y mato ahora a alguien, no pasa nada, ¿no?”. Me quedé…

¿Qué se le dice a una niña en un momento así?

En España hemos pasado del negro más oscuro al blanco sin pasar por el gris Es complicado. Siempre he intentado actuar con coherencia, pero este caso no tiene ni razón ni lógica. ¿Qué se le contesta? Pues que esto no es, por ejemplo, Estados Unidos. Hay que adentrarse en la historia de España para ver que hemos pasado del negro más oscuro al blanco sin pasar por el gris.

¿Y cómo se le hace creer en la Justicia?

Cuando crecemos, vamos viendo cómo son las cosas. Sabía que estaban mal, pero, desgraciadamente, me tocó y tuve que meterme en leyes y en política, porque que Justicia y política son independientes en España, no se lo cree nadie. Los mismos que me decían que hablar de cadena perpetua revisable era inconstitucional ahora hablan de retocar la Constitución para tener un Estado federal. Hay mucha falsedad e hipocresía.

¿Sigue la habitación de Marta igual que cuando la dejó?

Ha cambiado algo. Su armario, su ropa, siguen ahí, pero en ella dormían las tres y hemos eliminado una cama para darles más espacio a las pequeñas.

Cuando piensa en el 24 de enero de 2009, ¿qué le viene a la cabeza?

Que con decirle a mi hija “hoy no salgas” hubiese cambiado la historia y hoy seguiríamos teniéndola.

Al recordar los juicios, ¿en qué piensa?

Pues que quien tiene padrino se bautiza en este país y que la Justicia no existe. No hay una ley que pene a quien miente o provoca la búsqueda de un cuerpo, poniendo en peligro a los Cuerpos de Seguridad, como ocurrió en el río. Hay jueces que son conscientes de esto y, después, no condenan a los responsables.

¿Tiene aún fe en la Justicia?

Poca. Y si se le preguntase a la ciudadanía diría lo mismo tras los casos que conocemos. He visto otros juicios muy mediáticos, como el del caso Gürtel o el de Isabel Pantoja, y en todos los acusados han salido de frente ante las cámaras, menos en el nuestro.

¿Qué esperan del Supremo?

de nuestra hija Que se haga Justicia en España, sin tener que ir al Tribunal de Estrasburgo. No queremos llegar hasta ahí. Hemos seguido el curso legal, pero llegaremos hasta las últimas instancias si hace falta. Que digan ya dónde está el cuerpo de nuestra hija Solo queremos que se repita el juicio. En estos cuatro años, la Policía ha seguido investigando y hay datos nuevos. Le digo que hay más. Si se pudiese empezar de nuevo, uniendo todo esto a lo que hay, mejor.

Cuando oye el nombre de Miguel Carcaño, ¿qué siente?

Una profunda apatía. Después de lo que ha hecho, de sus mentiras… y que no tenga un acto de hombría y humanidad… ¿Qué más le da decir ya dónde está mi hija?

Las autoridades tampoco han conseguido saberlo y no lo entiendo. Estamos  hablando de unos niñatos, no de una mafia. Estado de Derecho, sí, pero para que se cumplan los derechos de los delincuentes.

¿Y al escuchar los del 'Cuco', Samuel, Francisco Javier o María?

Lo mismo. Han sido cómplices, encubridores… Y han logrado eludir a la Justicia.

¿Qué les diría a todos?

Que es una sinrazón tener el cuerpo de Marta sin poder darle una sepultura digna. Que digan dónde está. Solo nos importa recuperarla. Ya vendrán después los temas legales…

Si se los encontrara de frente…

No le puedo decir qué ocurriría. Soy pacífico, pero todos tenemos un límite. No quiero ni verlos, ni cruzármelos. No sé cuál podría ser mi reacción.

¿Cómo se supera algo así?

La muerte de un hijo no se supera nunca. Es lo más duro que le puede ocurrir a alguien. Es una herida que sangra, que siempre estará abierta.

¿Cómo se sobrelleva la pérdida?

Mal. Un día te levantas con ansiedad, o peor. Los hechos nunca se van, siempre te preguntas dónde puede estar, qué maneras tengo para encontrarla… Da igual si estás ocupado o no.

¿Qué le diría a otros padres que pasan por hechos similares?

Que se apoyen unos a otros, que tengan una ocupación diaria y que se centren en el resto de sus hijos, si los tienen.

¿Dispuestos a emprender otra nueva búsqueda de su hija?

Por supuesto, pero no podemos ir a lo loco. Conocemos todo el sumario, los horarios, las llamadas que se realizaron esa noche, los tiempos, el radio de acción en el que se movieron todos… Y buscamos en función de esas posibilidades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento