Asaja advierte de un repunte de los robos en el campo, sobre todo de aceituna, aguacate y alcachofa

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Málaga ha advertido de un repunte de robos en el campo, tal y como lo llevan denunciando desde hace unos días numerosos socios afectados, propietarios de cultivos en distintas comarcas de la provincia. Se trata sobre todo de aceitunas, especialmente de Antequera y Alameda; de aguacates de la Axarquía y del Valle del Guadalhorce, y de alcachofas, también de esta última comarca.
Olivos
Olivos
EUROPA PRESS

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Málaga ha advertido de un repunte de robos en el campo, tal y como lo llevan denunciando desde hace unos días numerosos socios afectados, propietarios de cultivos en distintas comarcas de la provincia. Se trata sobre todo de aceitunas, especialmente de Antequera y Alameda; de aguacates de la Axarquía y del Valle del Guadalhorce, y de alcachofas, también de esta última comarca.

Así, después de un otoño "relativamente tranquilo" en relación con los hurtos, debido "probablemente a la última crecida del Guadalhorce, que dejó campos anegados y cuantiosos daños que restaron atractivo para los ladrones, ahora que el campo retoma la normalidad, a pesar de que las ayudas prometidas no han llegado y el esfuerzo de los agricultores está siendo tremendo, han vuelto los robos".

El técnico de olivar de Asaja Málaga, Baldomero Bellido, ha informado este martes en un comunicado que el pasado fin de semana robaron a tres socios de la zona más de 10.000 kilos de aceitunas, algo que "sólo son unos ejemplos de lo que ocurre estos días en el campo".

Al respecto, ha recordado que la campaña de este año "se prevé muy corta". Es más, ha dicho que "en algunas zonas ya está llegando a su fin, pero el fruto se está cotizando más que en campañas anteriores debido a esa escasez, lo que está generando un incremento importante de robos en la zona".

A juicio de Bellido, a estas circunstancia habría que sumarle otra explicación que posiblemente aclare este repunte en Málaga: "la campaña de aceituna ya ha terminado en zonas cercanas, como Sevilla, y los ladrones se trasladan allí donde hay material para robar".

La alcachofa

Por otro lado, el representante de Asaja ha indicado que otro de los productos que atrae de manera considerable a los ladrones por estas fechas es la alcachofa, que "se vende bien y es cara en el mercado negro".

Asaja ha pedido a los consumidores que no compren verdura robada, precisando, de igual modo, que en el caso de la alcachofa "es fácilmente reconocible: los ladrones, con las prisas, suelen degollar la alcachofa, es decir, apenas le dejan palo; en cambio, los agricultores siempre suelen dejarle entre cuatro o cinco dedos de longitud al tallo".

En Málaga hay unas 600 hectáreas de alcachofas sembradas, que el año pasado dejaron una facturación cercana a los siete millones de euros en la provincia.

Productos tropicales

Por otro lado, en la zona de la Axarquía, donde se cultivan productos tropicales que se venden en su mayoría en Europa, los robos también "se cuentan por decenas cada año". La campaña del mango, que comenzó a finales de verano, ha sido "relativamente tranquila" según los agricultores. "Ha habido robos, porque en el campo siempre los hay, pero de forma más moderada que en otras campañas", han precisado.

El producto "más cotizado" por los ladrones es el aguacate. En concreto, la oficina de Asaja en Vélez-Málaga ha recibido el aviso de varios agricultores advirtiendo de un repunte, según comenta su responsable, Benjamín Faulí, lo que ha sido puesto en conocimiento de la Policía Local.

Además, ha recordado que hay una pareja destinada a la vigilancia de los accesos a las explotaciones. Según han explicado desde Asaja, citando fuentes policiales, "se intenta que siempre sean los mismos agentes los que vigilen los accesos, para así poder controlar cualquier persona o vehículo extraño en las inmediaciones".

El presidente de Asaja Málaga, Carlos Blázquez, ha agradecido esta "intensa colaboración" porque los efectos disuasorios de estas medidas son "tremendamente eficaces", ante lo que ha pedido que se extiendan a otros municipios.

"A veces los agricultores se sienten muy desprotegidos y medidas como éstas son muy importantes para nosotros. Entendemos que vigilar el campo en su totalidad es harto complicado, pero sí se pueden adoptar una serie de medidas efectivas que amortigüen el efecto de los robos", ha aseverado.

No obstante, "es fundamental que los agricultores denuncien los robos, todos, por pequeños que sean, ya que el Ministerio de Interior se basa en unas estadísticas para elaborar su plan de trabajo y es necesario que consten todos los incidentes que se producen", han precisado desde Asaja.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento