La empresa Mediterránea de catering, que desde este lunes se encarga del servicio de comidas del antiguo hospital Virgen del Camino, ha reconocido que el primer día de servicio de la empresa en el Hospital Virgen del Camino se produjeron algunos retrasos y ha manifestado que este martes "está saliendo la comida en hora" y que no va haber ningún problema".

Así lo ha explicado, en declaraciones a los periodistas, el responsable de operaciones de la empresa Mediterránea de catering, Javier Carraceda, quien ha visitado este martes junto a los medios de comunicación las nuevas cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra, que tienen una superficie total de 1.560 metros cuadrados.

Carraceda ha explicado que este lunes se "juntaron diversos factores, sobre todo, un problema informático al cuadrar los diferentes programas que tienen que intervenir en la gestión de las dietas".

Así, el responsable de Mediterránea ha asegurado que este martes, "segundo día de funcionamiento" del servicio, "está saliendo toda la comida en hora y entendemos que no va a haber ningún problema".

Según ha detallado Javier Carraceda, la "gran diferencia" entre el actual servicio de comidas y el anterior es el cambio al sistema de línea fría, una opción que "da mayor seguridad alimentaria para el paciente". En este sentido, ha resaltado que gracias a este sistema "se garantiza muchísimo más la gestión de las temperaturas de las comidas" y ha incidido en que "la seguridad alimentaria para el paciente es infinítamente mejor".

Además, ha remarcado, "hay otro tema muy importante como es la calidad de la comida a nivel de la temperatura, ya que con el sistema de línea fría, la regeneración en carros inteligentes nos permite garantizar que la parte caliente está por encima de los 70 grados, por lo que el confort para el paciente es muy superior". "El paciente siempre come caliente", ha asegurado.

De lunes a viernes

El responsable de la empresa ha explicado que los empleados de las cocinas trabajan de lunes a viernes, de tal modo que no se cocina los fines de semana. Según ha indicado, "gracias al abatimiento del alimento tenemos cinco días de caducidad, por lo cual, trabajamos con ese margen que nunca agotamos". Así, el paciente lo que come es lo que se ha elaborado dos días antes.

En este sentido, ha subrayado que todavía los pacientes del hospital Virgen del Camino no pueden elegir el menú, ya que hay que realizar "una serie de ajustes en los trípticos de elección". Según ha indicado, la empresa pretende que el jueves esté disponible ya el sistema de elección de menús para los hospitalizados.

En febrero

La empresa, que se encarga del servicio de comidas del Hospital Virgen del Camino y atiende a unos 400 pacientes, prevé que el 1 de enero pase a atender también al Hospital de Navarra y que el 11 de febrero esté ya implantado el servicio en la Clínica Ubarmin, de modo que atenderá alrededor de mil pacientes.

Por el momento, cuenta con una plantilla de 34 personas que pasarán a 89 trabajadores una vez que la compañía asuma el servicio de todo el Complejo Hospitalario de Navarra.

Consulta aquí más noticias de Navarra.