El saludo de los 'Latin kings'.
El saludo de los 'Latin kings'. ARCHIVO

La Fiscalía General del Estado afirma que el fenómeno de las bandas juveniles, como los 'Latin King', 'Trinitarios' o 'Ñetas', se ha "desdibujado" en los últimos cinco años, ya que dejan de tener vinculación con sus homólogas originarias del centro y sur de Latinoamética, entre otras causas.

Siguen observando actuaciones aisladas de grupos de este tipo

En un documento, el Ministerio Fiscal asegura que se ha modificado la composición de estas bandas, pues no se integran ya por adolescentes inmigrantes, sino hasta en un 60 % de españoles o extranjeros latinos de segunda generación. El organismo dirigido por Eduardo Torres-Dulce señala que la principal causa de la disminución de la actividad delictiva y antisocial de estas pandillas se debe en buena parte a la presión policial y a la actuación de la Fiscalía.

No obstante, indica que se siguen observando actuaciones aisladas de grupos de este tipo, las más graves en Madrid y Barcelona, que tienen como telón de fondo enfrentamientos entre bandas rivales. Por ello, la Fiscalía afirma que existe una situación de "latencia" frente a la que "no se puede disminuir ni la vigilancia policial ni la energía de respuesta jurisdiccional frente a brotes aislados".

Madrid y Barcelona, claves

El documento asevera que la dinámica de estas bandas se encuentra presente en casi todas las agresiones que, durante el año 2011, en Barcelona, desembocaron en tentativas de homicidio y asesinato y en graves hechos, algunos con resultado de muerte en 2012. En Madrid, por su parte, se sigue un procedimiento por el enfrentamiento colectivo de grandes consecuencias acaecido el año pasado entre pandillas rivales.

En este contexto, las distintas Secciones de Menores están "extremando su celo y precauciones" para obtener una actuación coordinada en todos aquellos casos en que se siguen procedimientos paralelos a menores y mayores de edad por los mismos hechos y para ofrecer una respuesta más adecuada desde la Justicia Juvenil a la actividad violenta de estos grupos.

Asimismo, el Ministerio Fiscal asegura que trabaja en coordinación con las unidades de menores de la Policía Nacional y autonómica ya que, pese a los logros obtenidos en los últimos cinco años, y a las buenas expectativas de desaparición del fenómeno a medio plazo, "no bajan la guardia", pues no descartan repuntes de actividad y fenómenos aislados de violencia.