Durmiendo
La calidad del sueño también influye en la calidad de vida.

También dormir tiene sus pautas saludables. Y no hablamos de cuántas horas descansamos al día –se recomienda dormir entre 7 a 8 horas cada noche–; sino de cómo lo hacemos. Se trata de tener una buena postura y de la almohada y el colchón adecuados.  

Boca abajo somos más vulnerables a sufrir lumbalgiasPero de entrada, hay que seguir una rutina horaria, evitar excitantes como el alcohol, el café o el tabaco durante las horas previas al sueño, y esperar entre una y dos horas para acostarse una vez se haya cenado.

Una vez acostados, debemos tener en cuenta el riesgo que supone para la espalda dormir boca abajo. Así lo advierte el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, que ha iniciado por aquí su campaña "12 meses, 12 consejos de salud" cuyo objetivo es prevenir las lesiones que sufre la población provocadas por los malos hábitos.

La almohada nos debe permitir alinear las cervicales con la columnaEl secretario general del CPFCM, José Santos, explica que "al adoptar esta posición, nos obligamos a mantener el cuello girado durante horas para poder respirar, modificando así la curvatura cervical y estar tumbado en posición boca abajo aumenta nuestra curvatura lumbar haciéndonos más vulnerables a sufrir lumbalgias".

Según los fisioterapeutas, repetir este hábito durante 7 u 8 horas diarias, nos hace más susceptibles a padecer cervicalgias, tendinitis, dolores de origen ligamentarios, u otros problemas músculo-esqueléticos, de los que la persona no es consciente hasta que la patología se encuentra en un estado muy avanzado.

Así, se recomienda dormir de lado, dado que en esta posición la columna vertebral se encuentra en la horizontal y reparte mejor las tensiones.

Postura, almohada y colchón

Es también importante elegir un material de descanso adecuado. "Para que nuestro cuello no sufra mientras descansamos, debemos de usar una almohada que nos permita tener las cervicales alineadas con el resto de la columna tanto si estamos boca arriba, como si estamos de lado", asegura Santos.

Para el colchón, dureza media bien combinada con el soporteEn cuanto al colchón, los expertos recomiendan la dureza media, y recuerdan que se debe combinar la rigidez del colchón con la del soporte. "Es un error muy habitual utilizar un canapé de tabla con un colchón como los de látex. Con esto multiplicamos la dureza del colchón y conseguiremos un descanso poco saludable para nuestra espalda", alerta.

Otra de las recomendaciones de los fisioterapeutas para tener un buen descanso es utilizar prendas elaboradas con fibras naturales, como el algodón o el lino, que permiten una mayor transpiración de la piel, y mantener en la habitación una temperatura que oscile entre los 18 y 20 grados.