Euro
Sede del BCE en Fráncfort. ARCHIVO

La confianza de los mercados financieros ha aumentado "de forma significativa" y algunos indicadores coyunturales se han estabilizado aunque en niveles reducidos, informó este jueves el Banco Central Europeo (BCE) en su boletín mensual de enero.

El BCE prevé que "más avanzado 2013 debería comenzar una recuperación gradual, a medida que la orientación acomodaticia de la política monetaria, la sustancial mejora de la confianza de los mercados financieros y la menor fragmentación empiezan a mostrar su efecto sobre la demanda interna privada".

Asimismo, el fortalecimiento de la demanda externa debería sostener el crecimiento de las exportaciones. Los riesgos en torno a las perspectivas económicas de la zona del euro siguen a la baja.

El BCE considera necesarias "nuevas contribuciones de otras áreas de la política económica para garantizar una sólida estabilización de los mercados financieros y una mejora de las perspectivas de crecimiento".

Reformas estructurales

"Deberán aplicarse con rapidez reformas estructurales adicionales destinadas a aumentar la flexibilidad, el dinamismo y la competitividad de la economía de la zona del euro", según la entidad monetaria.

El BCE destaca "las reformas de los mercados de productos encaminadas a fomentar la competencia y la competitividad, así como medidas para mejorar el funcionamiento de los mercados de trabajo".

Estas reformas elevarán el potencial de crecimiento y el empleo en la zona del euro y mejorarán la capacidad de ajuste de los países de la zona.

El BCE señala que "la reciente disminución sustancial de los rendimientos de los bonos soberanos debería verse respaldada por nuevos progresos en materia de saneamiento presupuestario conforme a los compromisos adquiridos en el marco del Pacto de Estabilidad y Crecimiento".