El PSOE rechaza pactar la reforma local y alega que esta conduce a la "privatización" de servicios públicos municipales

Zarrías acusa al Gobierno de ocultar el alcance real de la reforma y anuncia una propuesta que ofrecerá a todos los partidos

El PSOE rechaza "de plano" pactar con el Gobierno la reforma de la Administración Local por entender que supone una "privatización" encubierta de los servicios públicos que prestan los ayuntamientos y además, advierte, no supone ningún ahorro de costes. El secretario de Ciudades y Política Municipal del PSOE, Gaspar Zarrías, cree que el Gobierno está intentando ocultar el alcance real de la reforma lanzando mensajes sobre la reducción de concejales, con la que el PSOE no está de acuerdo, y la rebaja en la retribución de cargos públicos.

Este rechazo a pactar con el Gobierno se ha producido hoy durante una reunión mantenida en la sede socialista de Ferraz por Gaspar Zarrías con los secretarios provinciales de Política Municipal, numerosos alcaldes de ciudades de menos de 50.000 habitantes y los socialistas que forman parte del Consejo Territorial de la Federación Española de Municipios y Provincias.

Este anuncio viene precedido del documento enviado por el Gobierno al PSOE el pasado 29 de diciembre en el que se recogía la propuesta del Ejecutivo para seguir negociando y los contactos que se han producido después en los que no se ha avanzado en un acuerdo. Ambas partes no tenían previsto ningún encuentro esta semana y fuentes populares aseguraron hoy a Europa Press que estaban esperando a que el PSOE dijera si quería seguir o no negociando, teniendo como fecha tope el Consejo de Ministros de la próxima semana, cuando el Gobierno quiere aprobar la reforma con o sin acuerdo.

"El Gobierno —ha explicado Zarrías— pone como elemento central de la propuesta el ahorro de 3.500 millones de euros, pero no hay ningún elemento en el Anteproyecto, ni en la estructura municipal, ni en el ejercicio de las competencias, que implique este ahorro. Lo único cierto es que los servicios públicos se van a gestionar con un mayor coste para los ciudadanos y por supuesto con una menor eficacia al dejar de ser prestados por el Ayuntamiento que, al ser la administración más cercana al ciudadano, es la que mejor conoce sus necesidades".

Según el secretario socialista de Política Municipal, la reforma que planta el Gobierno cambiará la forma en que los ayuntamientos prestan los servicios a los ciudadanos y pasarán a ser "menos cercanos, menos eficaces y más caros". Además, cree que el Ejecutivo ha tratado de "ocultar el alcance real" de esta reforma, lanzando, junto a la reforma de la Ley Local, dos "aspectos adyacentes", como son la reducción del número de concejales y los cargos electos locales. Todo ello, insiste, con la intención de tapar la "privatización de los servicios públicos municipales".

El psoe no apoya reducir ediles

El dirigente socialista criticó el planteamiento de ahorro que hace el Gobierno al anunciar la reducción del número de concejales. En este sentido, argumenta que de los 8.116 ayuntamientos que hay en España, 6.850 tienen menos de 5.000 habitantes, de los que 4.862 son municipios de menos de 1.000 habitantes. "En todos ellos los concejales o no cobran o cobran muy poco", explica y añade que se trata de un "batallón de voluntarios" al servicio del ciudadano.

"Concejales que los vecinos conocen, que identifican y a los que les piden soluciones independientemente de las competencias del municipio. ¿Estos son los concejales que el PP quiere eliminar?", se preguntó Zarrías.

Sin embargo, explicó que si el Gobierno realmente quiere ahorrar, el PSOE le propone que derogue la Ley de las Grandes Ciudades que ha permitido "engordar sin control" los aparatos municipales de las grandes ciudades que son, dijo, "las que más deuda contraída tienen" y pone como ejemplo el ayuntamiento de Madrid con 7.000 millones.

En opinión del dirigente socialista, la eliminación de concejales sólo provocará "menos pluralidad y menos democracia en las instituciones" y cree que "una reducción de concejales afectará a la representatividad de los grupos minoritarios en los Plenos municipales y restará participación ciudadana". Por lo tanto, recalcó: "con los socialistas que no cuenten".

Acuerdo con racionalizar retribuciones

No obstante, el PSOE sí considera que la reducción de retribuciones de cargos electos puede contribuir a racionalizar los gastos. En este sentido, Zarrías dijo que se deben hologar, poniendo topes en los salarios, regulando los que traabjan en exclusividad, las dietas de los que continúan ejerciendo su profesión o regulando el régimen de incompatibilidades para garantizar que se cumpla la regla de "un político, un salario".

En este punto, Zarrías ha avanzado que los socialistas están trabajando en una propuesta que ofrecerán a "todos los partidos políticos para llegar a un gran pacto que permita dar más transparencia a la forma en que los gobiernos municipales ejercen su responsabilidad institucional".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento