Encuentran un vínculo entre el frío extremo y los momentos más trágicos de la Historia de Europa

  • Un estudio ha analizado la reconstrucción climatológica de Europa desde 1040.
  • De los datos puede extraerse una relación entre el clima y la cultura.
  • La peste negra o la Guerra de los Treinta Años coincidieron con épocas frías.
Una pareja pasea por un parque nevado en Kiev (Ucrania)
Una pareja pasea por un parque nevado en Kiev (Ucrania)
Sergey Dolzhenko / EFE

Un equipo de científicos suizos ha establecido una vínculo entre el frío extremo y algunos de los sucesos más dramáticos de la Historia de Europa, como la peste negra del siglo XIV, la Guerra de los Treinta Años, entre 1618 y 1648 o la invasión de Rusia por parte del ejército napoleónico en 1812.

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, es obra de investigadores del Instituto de Investigación Federal Suizo (WSL) y de la Universidad de Berna y se basa en la reconstrucción climatológica de Europa central y del Este desde 1040. Para ello se ha utilizado el método de los tres anillos, que se basa en la datación de los anillos de crecimiento de los árboles, mediante el estudio de 545 muestras de varios árboles de las montañas eslovacas de Tatra, en el noreste de los Cárpatos.

De los datos extraídos puede interpretarse que existe una relación entre el clima y la cultura, porque los eventos más trágicos de la Historia coinciden con los periodos más fríos. No obstante, el director del estudio, Ulf Büntgen ha señalado que "no es que en cada fase fría de la Historia haya un evento de este tipo. Tampoco significa que las temperaturas gélidas fuesen la causa de estos acontecimientos, sino que pudo haber una relación entre el frío y la forma en que se desarrollaron esos momentos históricos"

Caso por caso, Büntgen ha explicado que la peste negra, que mató a 25 millones de personas (un tercio de la población del continente por aquel entonces), pudo agravarse con el frío y facilitar la expansión de la pandemia al "dejar más vulnerable a la sociedad ante los efectos de la bacteria".

En cuanto a la Guerra de los Treinta Años, en la que se vieron involucradas las grandes potencias europeas, las condiciones climatológicas hicieron "disminuir la productividad", lo que aumenta "la inseguridad alimentaria de la población", empeorando el conflicto.

Respecto a la invasión de Rusia por parte de Napoleón en un 1812 especialmente frío, es sabido que el "general invierno" agotó y diezmó a las tropas francesas, que tuvieron que abandonar Moscú después de haber conquistado la ciudad.

Además, los datos obtenidos revelan que las primaveras entre 1808 y 1837 fueron de las más frías de la Historia, lo que prueba la existencia, según estos expertos, de una "pequeña era glacial" entre 1350 y 1850, cuando se produjeron erupciones volcánicas y la actividad solar fue más débil.

Pese a todo, el director del estudio ha querido ser claro en cuanto a los resultados: "Esta investigación es un primer paso, no es un producto final. Nuestro trabajo ha sido reconstruir las temperaturas del último milenio por primera vez en Europa central y del este. Con los resultados pretendemos estimular el debate sobre las posibles interacciones climático-culturales para avanzar en el estudio de la Historia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento