Guerrilleros mexicanos se atribuyen haber puesto bombas en el DF

  • Se trata de una coordinadora de grupos guerrilleros.
  • Advirtió de que habrá más acciones militares si no se resuelve la situación en el estado.
  • Piden disculpas a los ciudadanos que pudieran verse afectados.
  • La Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO) se había desmarcado de los hechos.
Foto de archivo de miembros de Tendencia Democrática Revolucionaria-Ejército del Pueblo en la comunidad de Santa Catarina Ixtepeji, en Oaxaca. (David de la Paz /EFE)
Foto de archivo de miembros de Tendencia Democrática Revolucionaria-Ejército del Pueblo en la comunidad de Santa Catarina Ixtepeji, en Oaxaca. (David de la Paz /EFE)
David de la Paz /EFE

Una coordinadora de grupos guerrilleros se responsabilizó de las explosiones registradas esta madrugada en la capital mexicana y amenazó con efectuar más acciones militares si no se resuelve la situación en el sureño estado de Oaxaca.

"Asumimos plena responsabilidad de estos hechos y ofrecemos sentidas disculpas a los ciudadanos que hayan sido sustraídos de su cotidianeidad", dice un comunicado firmado por la Coordinación Revolucionaria, enviado a Efe.

Entre los grupos de esa coordinadora están el Movimiento Revolucionario Lucio Cabañas Barrientos, Tendencia Democrática Revolucionaria-Ejército del Pueblo, Organización Insurgente Primero de Mayo, Brigada de Ajusticiamiento 2 de Diciembre y Brigadas de Liberación Populares.

Los principales responsables de la violencia social y política en nuestro país son los señores del poder

La Coordinación asegura en su comunicado que "los principales responsables de la violencia social y política existente en nuestro país son los señores del poder y del dinero que han desatado una guerra sucia neoliberal contra el pueblo de México".

Los rebeldes amenazan con actuar "política y militarmente" contra las principales 40 empresas nacionales y trasnacionales del país, así como contra las instituciones políticas y gubernamentales "espurias" que a su juicio "financiaron" y efectuaron un "fraude de Estado" en las elecciones del pasado 2 de julio.

Estas amenazas se materializarán si Ulises Ruiz, el gobernador del estado de Oaxaca, permanece en el cargo, sigue siendo respaldado por el Gobierno federal del Partido Acción Nacional (PAN) y si las fuerzas federales no salen de Oaxaca.

La coordinadora califica a la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO), que aglutina a varios grupos civiles que se oponen al gobernador Ulises Ruiz, como un "movimiento heroico de resistencia civil, comunitaria, autonómica y de autodefensa".

Por la mañana, la APPO se deslindó de las tres explosiones ocurridas la madrugada de ayer en la sede del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Tribunal Electoral y una sucursal bancaria.

Además, la policía halló otros artefactos que desactivó.

Las explosiones no causaron víctimas, pero sí daños materiales.

La Coordinación aseguró que colocó ocho artefactos y que sólo dos no "detonaron por fallas técnicas", uno en un restaurante en la avenida Insurgentes y otro en una sucursal bancaria.

Además, dos explotaron en la sede del PRI, dos en el Tribunal Electoral, uno más en una sucursal bancaria y otro en un restaurante.

La Asamblea de Oaxaca se desmarca

La Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), que encabeza un movimiento contra el gobernador, se deslindó de las explosiones.

"Son métodos de lucha que nosotros no reivindicamos. Son acciones que no tienen que ver con nuestro actuar", dijo Flavio Sosa, uno de los dirigentes de la APPO.

La APPO es un movimiento pacífico, sus acciones las basa en la participación de las masas

"La APPO es un movimiento pacífico, popular, sus acciones las basa en la participación de las masas fundamentalmente", agregó Sosa.

Esta organización exige desde junio la renuncia del gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, del PRI, al que considera el mayor obstáculo en la crisis que desde hace más de cinco meses vive ese estado y que ha dejado al menos once muertos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento