«El tesorero de la catedral era un hombre sacrílego, un ambicioso, sin fe»

El especialista en Historia y Documentación Luis Enrique Sánchez ha publicado la obra El tesorero de la catedral (Almuzara), centrada en intrigas entre la Iglesia y la sociedad cordobesa en la Edad Media.
Cualquier parecido con la realidad, insiste el autor, es pura coincidencia.¿De qué habla su obra?

El libro habla de la Córdoba urbana y humana del siglo XV desde el punto de vista de dos personas: un joven que vuelve a su Córdoba idílica tras estudiar en la Universidad de Salamanca y se encuentra una ciudad inmersa en un torbellino y Pedro Fernández de Alcaudete, tesorero de la Catedral, hombre preminente, sacrílego y un ambicioso que no tiene fe.

¿En qué estilo cuenta la historia?

Me he criado en la cultura clásica, por lo que tengo mucho interés en el Siglo de Oro. Pero mi estilo narrativo es ágil y rápido, también condicionado por mi profesión dentro del mundo de la comunicación, donde lo importante es que llegue el mensaje al lector. Utilizo mucha terminología medieval, por lo que al final incluyo un glosario de palabras.

¿Trabaja actualmente en otro proyecto literario?

Gracias a que mi novela actual está teniendo tanta aceptación, incluso fuera de Córdoba, me he animado con una segunda novela en la que trabajo que se basa en unos fenómenos sobrenaturales que pasaron en Córdoba en el s. XVII.

BIO

Nació en Peñarroya-Pueblonuevo (1953) y ahora es responsable de la Oficina de Comunicación de Diputación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento