Elena Furiase: "Las mujeres de hoy en día no somos tan femeninas como en los años 60"

  • La actriz vuelve a la televisión para incorporarse al elenco de 'Amar es para siempre' como personaje fijo.
  • Se trata de la continuación de 'Amar en tiempos revueltos' y comienza este lunes en la sobremesa su andadura en Antena 3.
  • Será Olga Lozano, una joven azafata de la compañía Peninsular Aerolíneas.
Elena Furiase en el papel de Olga, en la serie' Amar es para siempre'.
Elena Furiase en el papel de Olga, en la serie' Amar es para siempre'.
Roberto Garver / ANTENA 3

La actriz Elena Furiase vuelve a la televisión para incorporarse al elenco de Amar es para siempre como personaje fijo. Será Olga Lozano, una joven azafata de la compañía Peninsular Aerolíneas.

¿Cómo le llegó esta oferta, qué le hizo aceptar?

Yo había hecho una prueba anteriormente con Diagonal (productora de Amar en tiempos revueltos y Bandolera). Me llamaron y me dijeron que había un personaje para la nueva temporada que empezaba en Antena 3, y acepté. Es una serie que lleva muchísimos años y con una calidad maravillosa y me apetecía mucho volver a la tele, y además a la misma cadena que El Internado. No pude hacer Bandolera, y tenía una espinita clavada, así que tenía que decir que sí.

¿Seguía la serie?

Sí, no asiduamente, por la hora, pero tengo mucho conocimiento sobre ella, porque amigos míos trabajan o han pasado por allí: Manu Baqueiro, Natalia Sánchez, Natalia Millán…

¿Cómo es Olga, tu nuevo personaje?

Es una chica bastante moderna para aquellos tiempos, pero sigue teniendo pensamientos tradicionales, como llegar virgen al matrimonio, y es recatada. Es moderna en el sentido de que viaja mucho, es muy independiente. En aquel tiempo las azafatas eran elegidas prácticamente a dedo. Además tiene un conflicto familiar, porque tiene una hermana enferma y su familia piensa que debería estar más junto a ella, y no viajar tanto.

¿Tendrá perspectivas románticas?

Parece que sí, que habrá un trío amoroso entre ella, un piloto y su amiga Montse, también azafata. Pero las tramas pueden ir cambiando.

¿Y Olga se relacionará con otros personajes asentados de la serie?

Sí, va bastante al bar El Asturiano, conoce a todos y tendrá algunos encontronazos. Lo bueno que tiene esta serie es que tiene historias paralelas, pero unos personajes se cruzan con otros, que le enriquece mucho.

¿Va a haber muchos cambios respecto a la serie anterior?

Va a haber un cambio de época, que será algo muy importante.  Entramos en los años 60 así que hay mucha variedad de peinados, se habla de muchos temas, hay mucho color, todo es un poco más feliz… Va a ser un Amar un poco más modernizado pero con la dinámica y la textura de antes.

¿Se ha preparado de alguna manera para sumergirse en esta década?

He buscado muchas imágenes de principios de los 60 en Internet, también la serie Pan Am, para fijarme cómo se movían las azafatas en esa época, cómo eran de serviciales… Eran muy señoritas, las envidio, porque creo que las mujeres de hoy en día no somos tan femeninas como en los años 60. Le pregunté a mi padre porque quería tener la opinión de un hombre, y me dijo que parecían modelos, que eran muy atractivas, muy seguras de sí mismas y muy inteligentes. Ser azafata en aquella época era lo mejor que podía ser una mujer. Luego con el corte de pelo y el cambio de color, el vestuario, los decorados… es fácil meterse en el papel.

¿Con este cambio de cadena y de década, teme que se queden espectadores por el camino?

Es cierto que todos tenemos un poquito de miedo, pero Amar ha tenido muchísimo éxito en La 1, y creo que la gente se engancha a una serie, no a una cadena. Pero la verdad es que hasta que no se emite, no se puede decir nada. Ya se verá.

Ahora, con una serie diaria, tendrá un calendario de rodaje muy intenso. ¿No supone demasiado compromiso, o podrá compatibilizarlo con otros trabajos?

Ahora estoy totalmente entregada a la serie, tengo un proyecto de cine que aún no puedo desvelar, pero por ahora voy a estar centrada en la tele. Estar en una serie así es un regalo, y si me llegan otro tipo de proyectos y no los puedo compaginar, pues mala suerte. En la vida hay que elegir. Pero creo que con tiempo y dedicación se pueden hacer varios proyectos a la vez.

En su familia, que está tan presente en el mundo del espectáculo, ¿se han notado los recortes en cultura y la subida del IVA?

Sí, totalmente. Nosotros tenemos un trabajo como otro cualquiera y la crisis (una palabra que me tiene ya asqueada) se nota. Es impresionante lo caro que está el cine, el teatro y todo en general, y habrá que intentar salir a flote como podamos.

¿Cómo han sido las navidades? ¿En su familia son tradicionales?

Las navidades son sagradas para nosotros, intentamos cenar toda la familia junta, vienen amigos e intentamos pasar una noche alegre y todos unidos. La verdad es que somos tradicionales.

¿Nunca se ha llegado a plantear utilizar su apellido materno?

La verdad es que no, ni siquiera al principio, cuando estaba empezando y tenía que pensar en mi nombre artístico. La verdad es que todo el mundo sabe que soy una Flores, es algo que no me quiero quitar, ni me pesa, ni es un lastre, ni nada. Pero tengo un apellido muy bonito, que es el de mi padre, y que es poco común aquí, porque es italiano, y no quería que la gente pensara que me cambiaba el apellido por ser más famosa. Realmente no lo pensé mucho, me llamo Elena Furiase, y así me conocen.

BIO: Nació en Madrid en 1988, hija de Lolita Flores y Guillermo Furiase. Trabajó en las series El Internado e Imperium.

Nueva cadena, nuevos escenarios

En la tarde de este lunes (16.15 h.) tendrá lugar la prueba de fuego que desvelará si la serie más vista de las sobremesas sobrevive a su salto a una cadena privada (Antena 3) desde TVE.  En su nueva andadura se verán escenarios familiares como el bar El Asturiano, pero también se incorporan nuevos espacios como una agencia de viajes, una pensión familiar o una discreta boutique que en realidad esconde un prostíbulo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento