Un menor ataca con un cristal a un educador del centro de Loiu

El agresor es un inmigrante de 17 años  con antecendentes penales. El colegio pidió trasladar al chaval por ser peligroso.
Los centros de acogida de menores inmigrantes en Vizcaya siguen dando quebraderos de cabeza. Un educador del centro de Loiu está en el hospital tras ser  operado de urgencia la noche del domingo al ser  agredido por un interno.Un menor de 17 años atacó al  trabajador del centro con un cristal roto, y el hombre, «de unos 30 años», sufrió heridas en las piernas y cortes en tres tendones de una mano, que tuvieron que ser curados en quirófano. Todo empezó después de que el agredido llamara la atención al chaval por su actitud.

La  información la proporciona a 20 minutos un educador del centro, que denuncia que la Diputación y la Fiscalía de Menores de Vizcaya habían desoído las peticiones de la dirección de trasladar al agresor a otro establecimiento preparado para menores violentos. Las instalaciones de Loiu acogen a 75 menores y sólo son de atención primaria (dormir, comer, cursos...). El menor tiene pendientes causas por agresión en Donostia y Santander y una repatriación a Marruecos emitida en Barcelona.

Ayer, el centro informó del suceso a la Fiscalía, pero, según el educador, «no hizo nada». El menor seguía  ayer en Loiu y la Diputación planea llevarle al centro de Artxanda. «Eso es trasladar el problema. Debe ser repatriado o enviado a un centro adecuado», pide el educador.

Inseguridad y saturación

El joven agresor vive en un centro que acoge a menores inmigrantes, pero no está preparado para los violentos. No hay personal de seguridad y salen cuando quieren. Los tres centros de acogida de menores de Vizcaya –Loiu, Amorebieta y Artxanda– sufren una inseguridad agravada por la saturación. Lo critican educadores de Loiu, que dicen que la Diputación no ha definido la capacidad del centro para «no pillarse los dedos» y así poder acoger a los que quieran.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento