Sueldos en las empresas
Los directivos notan primero las mejoras en los salarios que sus empleados. ARCHIVO

La brecha salarial entre directivos y empleados ha crecido un 4% en 2012, uno de los años más duros de la crisis, según un informe sobre la evolución de las retribuciones en España elaborado por la escuela de negocios EADA y la consultora de recursos humanos ICSA.

El estudio, realizado a partir de 80.000 datos salariales de todo el país, constata que los salarios de directivos, mandos intermedios y empleados se redujeron ligeramente entre los años 2009 y 2011, aunque esta tendencia cambió en 2012. El pasado año, el salario medio de los directivos de empresas aumentó un 3,16%, hasta los 75.106 euros, en tanto que el de los mandos intermedios se mantuvo alrededor de los 37.700 euros y el de los empleados disminuyó aproximadamente un 1%, situándose en los 21.408 euros.

Los directivos son los primeros que se dieron cuenta de la crisis y reorientaron sus sueldos "Los directivos son los primeros que se dieron cuenta de la crisis y reorientaron sus sueldos, mientras que los empleados seguían bajo los efectos de los convenios colectivos. Ahora podríamos estar asistiendo a un proceso a la inversa, en el que los directivos notan primero las mejoras", explica el profesor de EADA Jordi Costa.

Este profesor considera que aún es pronto para avanzar si esta tendencia se mantendrá en 2013, aunque señala que "no sería deseable ni correcto" que esta brecha salarial se agrandara aún más en un momento en el que lo que se pide es moderación salarial.

El presidente de ICSA y director del informe, Ernesto Poveda, asegura que la crisis ha provocado un "cambio de paradigma" en el ámbito directivo, como es el hecho de que las retribuciones en el sector de la banca y los seguros hayan disminuido desde 2011, frente al aumento que han experimentado los salarios en el comercio y el turismo, en los servicios, en la construcción y, muy especialmente, en la industria. "Por primera vez en los últimos años, el mercado está dispuesto a pagar más de media por un directivo de la industria que del sector financiero", señala Poveda, que explica esta situación, en parte, por el "fuerte descrédito" que ha sufrido el sector financiero durante la crisis.

Poveda subraya, además, que los directivos que se incorporan ahora a las empresas lo hacen cobrando entre un 30 y un 40% menos que sus predecesores, una situación que se produce, sobre todo, en los sectores de servicios e industria.

En concreto, los cargos directivos mejor valorados y mejor pagados en el mercado son los responsables de recursos humanos, de finanzas y de producción. El salario medio de un directivo en España, al margen de los de las grandes empresas, que son casos particulares, subraya Poveda, se sitúa en 75.106 euros, una cifra que es un 35% inferior a la que percibe un profesional de este tipo en Francia (108.825 euros de media) y un 24 % inferior a la de Italia (93.220 euros).

El actual modelo tiene pocas posibilidades de sobrevivir en el tiempo Pero también el sueldo de los mandos intermedios y empleados es notablemente inferior en España que en sus países vecinos. Aquí, un mando intermedio cobra unos 37.700 euros, frente a los 53.176 que percibe un francés o los 43.235 de un italiano, en tanto que la retribución de un empleado base español es de 21.408 euros, frente a los más de 27.000 euros que se pagan en Francia e Italia.

Los responsables del informe consideran que en España tiene que producirse un cambio en el modelo de gestión de las remuneraciones, más adecuado a la realidad de la empresa, del sector y del mercado. Los expertos abogan por avanzar hacia un modelo flexible en el que los sueldos no sean fijos y uniformes, sino que estén vinculados a factores como el rendimiento o la productividad. "El actual modelo tiene pocas posibilidades de sobrevivir en el tiempo", concluye Poveda, que plantea incluso la posibilidad de limitar por ley el salario máximo de los directivos, de manera que no superen en un determinado número de veces el sueldo mínimo que cobran los trabajadores de su empresa.