Silvio Berlusconi
El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi en la grabación del programa televisivo de la Rai 1 "Porta a Porta" en Roma. EFE/Guido Montani

El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi ha calificado de "feminista y comunista" al tribunal de tres juezas que conoce su divorcio, tras determinar que debe pagar 100.000 euros diarios a la que fuera su esposa, Veronica Lario, por virtud de un acuerdo entre las partes.  

"Me obligan a pagar 100.000 euros por día, eso dice mucho de lo que son estas tres juezas milanesas. Son tres juezas feministas y comunistas", ha dicho, en la entrevista que ha concedido este martes en el canal La7.

Además, el exmadatario ha insistido en su tesis de que las tres juezas milanesas le persiguen desde que inició su carrera política, en 1994, por cuestiones ideológicas, no judiciales.

Lario presentó la demanda de divorcio en 2009, después de que descubrir que Berlusconi había mantenido relaciones con una menor

Así, el exdirigente ha adelantado que recurrirá el dictamen judicial y ha apuntado a la posibilidad de renegociar el acuerdo de divorcio, ya que actualmente mantiene una relación "excelente" con Lario.

El 28 de diciembre, Il Corriere della Sera reveló que Berlusconi y Lario habían llegado a un acuerdo por el que el ex 'premier' se comprometía a pagar 100.000 euros diarios a su ex mujer y que lo habían entregado al tribunal antes de Navidad.

Las declaraciones de Berlusconi confirman la existencia de dicho acuerdo, aunque no su contenido, ya que aún se desconoce si la cantidad fijada por el extinto matrimonio se corresponde con la determinada por las tres juezas.

Lario presentó la demanda de divorcio en 2009, después de que descubrir que Berlusconi, de 76 años, había mantenido relaciones sexuales con una chica de 17 años. El caso saltó a la luz pública y propició, junto a la crisis económica y financiera de Italia, su dimisión como primer ministro.

El pasado mes de octubre, otro tribunal milanés condenó al exdirigente a cuatro años de cárcel por fraude fiscal, aunque la defensa ha recurrido en segunda instancia. Berlusconi todavía tiene un juicio pendiente por prostitución de menores de edad.

En estos momentos, el exprimer ministro trata de volver a la vida política en los comicios legislativos del próximo mes de febrero, aunque se ha comprometido por escrito a no aspirar a la reelección en el cargo.