CaixaBank ha iniciado el proceso de integración de las oficinas de la antigua red de Cajasol y la antigua red de La Caixa, proceso que ha empezado en la zona de Andalucía oriental, donde unas 144 oficinas ubicadas en Andalucía oriental se verán implicadas en la integración de oficinas de Cajasol y CaixaBank en una red común, de las que alrededor de la mitad de esas sucursales serán integradas o cerradas, según han indicado a Europa Press fuentes sindicales.

Las fuentes reiteran que con las oficinas de la zona este de la Comunidad se inicia el período de integración de oficinas, que después seguirá por la zona occidental de la región.

Las fuentes ha recordado que tras culminarse en diciembre la integración informática y operativa de Cajasol en CaixaBank, ahora en enero se iniciaba la integración de oficinas de Cajasol en CaixaBank, y posteriormente se acometerá la integración total del personal.

Las fuentes han explicado que la integración operativa de Cajasol en CaixaBank se efectuó el 15 de diciembre, tras lo que en los meses de enero y febrero se llevará a cabo el proceso de integración de oficinas y el proceso de traslado del personal.

De esta forma, según las fuentes sindicales, la entidad (CaixaBank) ya ha comunicado oficialmente la integración de oficinas en la zona de Andalucía oriental, que aglutina a Málaga, Córdoba, Granada, Almería, Jaén y Córdoba, donde se verán afectadas o implicadas 144 oficinas, lo cual "significa el cierre de alrededor de la mitad de sucursales, aproximadamente".

Así, han explicado que esas 144 oficinas "no significa que todas cerrarán sino que algunas se integrarán —o cerrarán— y otras recibirán al personal de esas oficinas integradas".

Las fuentes han agregado que la mayor parte de las oficinas afectadas por la integración pertenecen a la antigua red de Cajasol, donde resulta afectada el 75 por ciento de oficinas y de la antigua red de CaixaBank se verán afectadas el 20 por ciento de oficinas.

Asimismo, las fuentes han agregado que tras Andalucía oriental se deberá acometer la integración en la zona de Andalucía occidental, que aglutina a Sevilla, Cádiz y Huelva, algo que esperan que se inicie en "varias semanas".

Tras la integración de oficinas, la siguiente fase deberá será el establecimiento de las plantillas teóricas de esas nuevas oficinas integradas y acometer los traslados y medidas de movilidad geográfica, algo que era "de carácter forzoso", según indican los sindicatos, quienes han recordado que el acuerdo con CaixaBank limita a 850 los casos de movilidad forzosa.

Han agregado asimismo, que este acuerdo "no contemplaba despidos, toda vez que las suspensiones forzosas de contratos ya se efectuaron en los meses de julio y agosto de 2012, mientras que ahora se aplicarán las medidas de movilidad, con un máximo de 850 afectados".

Los sindicatos piden que las medidas de movilidad "se efectúan dentro de un territorio reducido y que esta integración se aprovecha para atender a los centros deficitarios de recursos humanos y medios técnicos, a los que habrá que dotar convenientemente, para paliar el déficit de plantilla y así dar una adecuada atención a la clientela".

"Pedimos que la entidad haga un esfuerzo para que el mayor número de personas permanezca y se quede dentro del territorio", han agregado las fuentes sindicales.

Este proceso de integración es un proceso gradual, motivado para afrontar la duplicidad de oficinas, de forma que la integración se basará en criterios como evitar perjudicar a los clientes, la proximidad de oficinas o ver el tamaño de cada local".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.