Francisco Fernández Liñares (Operación Pokemon)
Francisco Fernández Liñares a su llegada a los juzgados de Lugo donde prestó declaración. EFE

El único imputado en la operación Pokemon que permanecía en prisión, el expresidente de la Confedearción Hidrográfica Miño-Sil y exconcejal de Economía y Urbanismo de Lugo, Francisco Fernández Liñares, ha sido puesto en libertad.

La Audiencia Provincial de Lugo ha emitido un auto en el que decreta la puesta en libertad del imputado en la operación contra una supuesta trama para la obtención de concesiones y contratos públicos mediante sobornos. No obstante, Fernández Liñares deberá comparecer diariamente en sede judicial, además de cumplir las medidas cautelares que el Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo estime convenientes.

Se le había denegado la libertad en dos ocasiones por la gravedad de los hechos que se le imputan  y la necesidad de realizar nuevas diligencias Esta resolución de la Audiencia Provincial responde al tercer recurso de apelación -la juez instructora de la operación Pokemon, Pilar de Lara había denegado hasta en dos ocasiones su excarcelación- presentado por la defensa del imputado. Ese recurso había sido remitido a finales de la semana pasada por parte del propio Juzgado de Instrucción a la Audiencia, que resolvió la puesta en libertad de Fernández Liñares en unos días.

El pasado 21 de diciembre, la instructora había decidido mantener al exconcejal gallego en prisión, de acuerdo con el Ministerio Fiscal, en base a la gravedad de los hechos que se le imputan y la necesidad de realizar nuevas diligencias que podrían verse afectadas por la libertad del imputado. La primera petición de excarcelación había sido denegada también a principios de ese mes.

Después de su detención por parte de agentes de Vigilancia Aduanera y de prestar declaración durante más de diez horas en sede judicial, el expresidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil fue enviado a prisión provisional, comunicada y sin fianza, por la juez instructora, que le imputó delitos como prevaricación, cohecho y tráfico de influencias, el pasado 24 de septiembre.

De los tres imputados que la juez De Lara envió a prisión en el marco de la operación Pokemon, Fernández Liñares era el único que continuaba en prisión. Tanto el gerente del grupo Vendex, Gervasio Rolando Rodríguez Acosta, como el responsable del sistema de aparcamiento ORA en Lugo, Javier Reguera, habían presentado recurso ante la Audiencia, que estimó la petición de excarcelación de sus respectivas defensas con una fianza de 80.000 y 40.000 euros respectivamente. Asimismo, a ambos se les retuvo el pasaporte y deben comparecer periódicamente en sede judicial.

Actualmente, el número de imputados en la operación Pokemon supera la treintena. Entre ellos se encuentran el alcalde de Lugo, Xosé López Orozco (PSdeG), el exalcalde de Ourense Francisco Rodríguez, también socialista y que dejó el cargo tras su imputación, y el de Santiago de Compostela, Ángel Currás (PPdeG).

Consulta aquí más noticias de Lugo.