Zona euro
Economía en la zona euro. GTRES

Las desequilibrios económicos y fiscales y las consecuencias medioambientales por el calentamiento globalson dos de los grandes riesgos que afrontará el mundo este año, y en la próxima década, según un informe publicado este martes por el Foro Económico Mundial (WEF).

El aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero es una de las principales amenazas en la próxima década, en un contexto que invita a ser más pesimistas que hace un año, según el trabajo del WEF.

Perspectivas más pesimistas que en 2012 El informe 'Riesgos Globales 2013',  publicado en vísperas de su cumbre anual de Davos (Suiza), recoge la opinión de un millar de expertos y líderes políticos, que coinciden en líneas generales en que las perspectivas económicas, sociales y económicas "son ligeramente más pesimistas en general" que en 2012.

Los encuestados reflejan su preocupación principalmente por el impacto de las crisis de deuda soberana de la zona euro, y por la falta de perspectivas positivas sobre el calentamiento global de la atmósfera a causa de la acción industrial del hombre.

Otros dos riesgos aparecen entre los de mayor impacto y más probables: los desequilibrios fiscales crónicos y una crisis de abastecimiento de agua a causa del cambio climático. "Estos riesgos globales son esencialmente una advertencia sobre la fortaleza de nuestros sistemas y servicios básicos. La capacidad de resistencia de las naciones frente a los riesgos globales tiene que ser una prioridad para que esos sistemas y servicios sigan funcionando si ocurre un evento grave", ha manifestado este martes Lee Howell, director del informe y director ejecutivo del WEF.

Axel P. Lehmann, director de riesgos de la aseguradora Zurich Insurance Group, pone como ejemplo "el creciente costo de fenómenos como la supertormenta Sandy", lo que en su opinión es una evidencia de "las enormes amenazas" que afrontan países insulares y costeros. "La advertencia sobre la falta de soluciones a las emisiones de gases de efecto invernadero resulta evidente. Es hora de actuar", según Lehmann.

"La comunidad internacional se muestra reacia a afrontar una amenaza a largo plazo como esta, a pesar de los recientes fenómenos meteorológicos extremos", se apunta en el informe, que aboga por "nuevos enfoques" e "inversiones estratégicas" para evitar las hipótesis más desfavorables para la economía y el medio ambiente.

El informe describe 50 riesgos globales En su conjunto, el informe describe 50 riesgos globales, que agrupa en categorías económicas, ambientales, geopolíticas, sociales y tecnológicas, y los resultados reflejan que los encuestados jóvenes están más preocupados que los mayores y que las mujeres son más pesimistas sobre el futuro que los hombres. El informe destaca igualmente los llamados 'factores X': nuevas preocupaciones que requieren un mayor estudio, como el uso no ético de la geoingeniería y de las tecnologías que alteran el cerebro.