El tren inaugural de la línea del AVE Barcelona-Girona-Figueres ha partido puntualmente a las 11.00 horas de la estación de Sants con el príncipe Felipe, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el jefe del ejecutivo catalán, Artur Mas, a bordo.

En el viaje inaugural les acompañan otros responsables de las administraciones del Estado, de la Generalitat y locales, como la ministra de Fomento, Ana Pastor, el conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Santi Vila, o el alcalde de Barcelona, Xavier Trias.

Los dos presidentes han intercambiado cuatro palabras, pero han mostrado poco sintonía. Mas y Pastor, en cambio, han protagonizado buena parte de la conversación. Pocos minutos antes de las 11.00 horas, ha llegado el príncipe Felipe, y la comitiva ha subido al TAV en dirección Figueres. Es el primer encuentro entre Mas y Rajoy tras las elecciones del 25-N y la negativa del presidente español a la propuesta de pacto fiscal que le trasladó el presidente de la Generalitat a raíz del mandato parlamentario.

La llegada a la estación de Figueres se ha producido poco antes del mediodía, ya que el tiempo del trayecto es de unos 55 minutos. Allí, el Príncipe de Asturias y de Girona ha descubierto una placa conmemorativa.

La inauguración de este tramo amplía en 131 nuevos kilómetros la red española de alta velocidadDespués, las autoridades se han desplazado a Girona, donde sobre las 12.30 horas ha empezado el acto institucional, con las intervenciones del Príncipe, de Mariano Rajoy y de Artur Mas. Este último ha destacado que esta conexión ferroviaria "es una vieja aspiración de Cataluña que hoy se ha convertido en realidad", ya que ya en los años 80 se hicieron los proyectos y reservas de los trazados urbanísticos para que este tren enlazara Barcelona con la frontera francesa. Mas también ha querido señalar que todavía está pendiente completar esta línea con el Corredor Ferroviario del Mediterráneo y que Cataluña es la comunidad con menor dotación de infraestructura pública.

A continuación, Rajoy ha tildado de "histórica e hito colectivo" la inauguración de esta obra de gran envergadura y ha asegurado que será un "nuevo eje de prosperidad para Cataluña y España. Es un logro de todos y para todos. Un ejemplo de lo que llamamos hacer país". El jefe del Ejecutivo ha afirmado que será "la puerta de España para Europa y la puerta de Europa para los españoles", además de insistir en que ésta es la primera conexión transfronteriza de ancho internacional. El presidente ha dicho que el AVE permite anular distancias y "unir territorios", al tiempo que ha instado a Cataluña a ejercer de "polo" de España en la recuperación económica.  "Las vías férreas han sido como costuras capaces de acercar los más diversos territorios en aras de una voluntad común", ha añadido.

El AVE permite anular distancias y unir territoriosFinalmente ha intervenido el príncipe Felipe, en un discurso en castellano y catalán, en el que ha asegurado que el AVE "representa un paso más en la vertebración de nuestro país" y ha felicitado a todos los que han contribuido a hacer realidad esta obra. "El acto que hoy nos congrega es la demostración más palpable de que somos un país en marcha que, con esfuerzo y sacrificios, está trabajando para superar las dificultades y salir adelante. Con fundado optimismo y juntando nuestras fuerzas, afrontaremos con éxito nuestro futuro", ha indicado.

Entra en servicio el miércoles

La línea entrará en servicio este miércoles con nueve trayectos diarios por sentido, de los cuales ocho conectarán con Madrid y dos servirán como enlace con el TGV que va a París.

Girona, la única capital catalana a la que aún no había llegado la alta velocidad, quedará de esta manera conectada con Barcelona en tan sólo 37 minutos, y con Madrid en poco más de tres horas y media. No obstante, el AVE llega a Girona con ocho años de retraso, ya que inicialmente estaba previsto que la alta velocidad llegara a la ciudad en el año 2004.

Con la puesta en marcha de este tramo se completa la conexión Madrid-Barcelona-frontera francesa de alta velocidad, de 804 kilómetros de longitud total. Su construcción ha supuesto una inversión superior a los 3.700 millones de euros, sin incluir las obras de adecuación de las estaciones de Sants, Girona y Figueres-Vilafant.

La nueva infraestructura, que forma parte sustancial del Corredor Ferroviario Mediterráneo, permite la conexión en alta velocidad entre las cuatro capitales de provincia catalanas y de éstas con el resto de España. La inauguración de este tramo amplía en 131 nuevos kilómetros la red española de alta velocidad, que suma ya 3.000 kilómetros. España es ya el segundo país del mundo y el primero de Europa en kilómetros de red de alta velocidad en servicio.

Mapa del AVE en EspañaOtras 12 líneas en construcción

El Ministerio de Fomento, a través de la empresa pública Adif, está llevando a cabo la construcción o el estudio de otras 12 líneas de alta velocidad en España, que suman 2.400 kilómetros: Los 517 de la línea Madrid-Castilla La Mancha-Comunidad Valenciana-Murcia, los 450 de Madrid-Extremadura-frontera portuguesa, los 363 del tramo Olmedo-Zamora-Lubián-Ourense y los 225 kilómetros del tramo Venta de Baños-Palencia-León-Asturias son los principales ejemplos.

El AVE, en claves

  • Líderes mundiales: Con unos 3.000 kilómetros de vías en uso, España es el segundo país del mundo con mayor implantación de la alta velocidad, solo superado por China. Esta inversión, hasta la fecha, ha superado los 45.000 millones de euros, según Adif.
  • Y sigue creciendo: La red de AVE continúa extendiéndose: Fomento está ejecutando otros 200 kilómetros y mantiene en fase de estudio otros 2.800; por su parte, Adif construye 1.500 kilómetros y está proyectando otros 900.
  • Cae el presupuesto: El gasto previsto por Fomento para el AVE será en 2013 de 3.302 millones de euros, un 21% menos que el año pasado. Dos tercios de esta partida se destinarán a la conexión con Galicia y al corredor mediterráneo.
  • No hay demanda: Pese a la satisfacción de los usuarios, expertos citados en un informe del RACC aseguran que es mejor no proseguir con el modelo, ya que "no existen corredores con suficiente demanda para amortizar el alto coste de las infraestructuras". Todas las líneas son hoy deficitarias y el coste medio de, por ejemplo, la que transcurre entre Madrid y Valladolid llega hasta los 25 millones por kilómetro.
  • Pocos viajeros: Las líneas con más viajeros son la Madrid-Barcelona y Madrid-Sevilla, con 2,4 y 2,1 millones respectivamente. Una cifra muy inferior a la cantidad mínima estimada por la propia Comisión Europea, que estima que no deberían impulsarse líneas de AVE con menos de seis millones de usuarios al año.

Consulta aquí más noticias de Girona.