Obama
El presidente estadounidense, Barack Obama, antes de un discurso sobre el "abismo fiscal" en la Casa Blanca en Washington (EE.UU.) el lunes 31 de diciembre de 2012. EFE/Michael Reynolds

El presidente estadounidense, Barack Obama, nominó este lunes al ex senador republicano y veterano de la Guerra de Vietnam Chuck Hagel como su nuevo secretario de Defensa en sustitución de Leon Panetta y a su consejero adjunto para Seguridad Nacional, John Brennan, como nuevo director de la CIA, en reemplazo del general David Petraeus.

En una intervención en la East Room de la Casa Blanca, en la que también se anunció la nominación de John Brennan como nuevo director de la CIA, Obama dijo que Hagel es el "líder que nuestras tropas merecen, un patriota estadounidense".

Brennan ha dirigido la estrategia antiterrorista de EEUU durante los últimos 4 años El presidente agradeció a Panetta su trabajo desde 2011 al frente del Pentágono y como parte de "un increíble equipo de seguridad nacional", al tiempo que repasó logros como la retirada de Irak, la transición en Afganistán o la muerte del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.

Con respecto a Hagel, presente en el acto a la derecha de Obama, el presidente destacó su pasado como veterano de la Guerra de Vietnam, condecorado con dos Corazones Púrpuras por salvar la vida de su hermano, y que se convertirá en el primer jefe del Pentágono que ha sido soldado de tropa.

"Sabe que la guerra no es una abstracción, sino que es algo que sólo hacemos cuando es absolutamente necesario", dijo de él Obama. Asimismo, mencionó la filiación republicana de Hagel, ex senador por ese partido hasta 2009, y afirmó que refleja "el reconocimiento de que en lo referente a la Defensa del país no somos republicanos o demócratas, somos estadounidenses".

"Al igual que Hagel estuvo allí (Vietnam) por su hermano, las tropas sabrán que su secretario de Defensa estará allí por ellas", indicó Obama.

Criticado por oponerse a la guerra de Irak

Hagel ha sido criticado por algunos republicanos por su tibieza con respecto a Israel o por oponerse a la guerra de Irak durante el mandato de George W. Bush.

El nuevo secretario de Defensa se enfrenta a desafíos como el traspaso de la seguridad en Afganistán, la inestabilidad en Oriente Medio y los recortes necesarios en Defensa como parte de los planes de ajuste presupuestarios en Estados Unidos.

Obama dijo que como hombre de negocios, Hagel ha dirigido una empresa de telecomunicaciones y ha sido ejecutivo de inversiones, y sabe tomar decisiones "sabias" aunque "duras" en asuntos presupuestarios "para mantener nuestras fuerzas las más fuertes que el mundo jamás ha conocido".

El puesto de Hagel tiene que ser confirmado por el Senado, donde podría enfrentarse a oposición y críticas. Por su parte, Panetta expresó su gratitud por el honor y privilegio de servir en la administración de Obama y aseguró que Hagel "tiene un profundo conocimiento de temas de seguridad nacional y es un dedicado servidor público".

"Combinación de inteligencia y fuerza"

Brennan es "uno de los profesionales de inteligencia más talentosos y respetados" del país, dijo Obama en la Casa Blanca al anunciar su designación, que tiene que ser confirmada por el Senado.

El mandatario destacó la "combinación única de inteligencia y fuerza" del funcionario, un antiguo analista de la CIA que ha estado fuertemente vinculado a la agencia de inteligencia durante 25 años.

Brennan, de 57 años, ha dirigido la estrategia antiterrorista del país durante los últimos cuatro años y fue uno de los responsables de la misión secreta que acabó con la vida del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, en mayo de 2011.

Brennan es uno de los profesionales de inteligencia más talentosos

Brennan ocupó un alto cargo en la CIA durante el período en que la agencia inició su polémico programa de "interrogatorios reforzados" a supuestos terroristas, con técnicas como el ahogamiento simulado que ya no están en vigor.

El senador republicano John McCain ha advertido que, en su audiencia de confirmación, el aspirante a dirigir la CIA deberá dar explicaciones sobre hasta qué punto estuvo involucrado en ese programa.

Además, como uno de los asesores más cercano de Obama, Brennan ha estado muy vinculado al programa de ataques con aviones no tripulados, y fue el primer funcionario del Gobierno en reconocer la existencia del mismo.

Cuando ya la prensa lo señalaba como candidato seguro para la dirección de la CIA, Brennan fue blanco de críticas por su defensa de actividades de la agencia en la "guerra global contra el terrorismo", que incluyeron el secuestro y traslado clandestino de sospechosos a sitios donde fueron torturados.