Las mujeres que practican deportes son más proclives a sufrir lesiones durante el ciclo menstrual, señala un estudio, que recoge BBC en su edición digital.

De las 319 mujeres que tomaron parte en un estudio dirigido por Inger Jacobson, de la Universidad de Lulea (Suecia), la mitad había sufrido lesiones, mayormente en los tobillos, las rodillas y los muslos y en comparación con las mujeres que toman anticonceptivos orales, éstas sufrían más lesiones cuando menstruaban que cuando no tenían el período.

El estudio recoge que esto puede estar relacionado con las fluctuaciones hormonales que tienen lugar durante el ciclo menstrual y lo relaciona directamente con el nivel de una hormona llamada relaxina, que relaja los ligamentos durante el periodo, lo que puede provocar que se estiren de más, dañándose o afectando a las articulaciones.

Conclusiones similares

Otros trabajos científicos publicados con anterioridad han demostrado que las mujeres tienen dificultades para calcular sus posibilidades físicas, como por ejemplo hasta dónde pueden doblar la rodilla o extender la pierna, cuando están menstruando.

La coordinación, la postura corporal y las reacciones también pueden verse afectadas, creen los expertos.

Se sabe que el estrógeno afecta la percepción del dolor, por eso una mujer puede notar más una lesión cuando los niveles de esta hormona son bajos, como sucede cuando están menstruando, sugirió Jacobson.

En general, tanto las mujeres que toman anticonceptivos como las que no, sufren la misma cantidad de lesiones.