León, orgullosa y monumental

  • La catedral gótica de Santa María se inspira en la francesa de Reims.
  • San Isidoro es uno de los conjuntos románicos más importantes de España.
  • La fachada de San Marcos es una de las reliquias del plateresco español.
Bóvedas del Panteón de la Basílica de San Isidoro, en León.
Bóvedas del Panteón de la Basílica de San Isidoro, en León.
WIKIPEDIA

León es el mejor prototipo de ciudad que ha sabido preservar orgullosa su patrimonio cultural y monumental sin renunciar a un desarrollo sostenible y a la modernidad. Un paseo por su casco histórico plagado de tesoros artísticos, iglesias o plazas basta al viajero para descubrir la riqueza de la ciudad.

Ciudad acogedora, dinámica y monumental. Éstos son los tres adjetivos que mejor definen a León, antigua capital del Reino de León, escenario de cruentas episodios bélicos, estación de peregrinos del Camino de Santiago; mosaico de estilos arquitectónicos y culturales. Un atractivo destino turístico donde el turista podrá recorrer antiguos tesoros como la sensacional Catedral de Santa María, la joya románica de la Basílica de San Isidoro o el emblemático Hostal Parador de San Marcos que conviven en perfecta armonía con el barrio romántico de la ciudad y el legado modernista de Gaudí.

La ruta comienza en el casco antiguo de la ciudad. La calle Ancha, Burgo Nuevo, la Pícara Justina, la plaza San Marcos y los alrededores de la Catedral de Santa María son un modelo de urbanización sostenible. Todas estas vías se han peatonalizado, se han ensanchado sus aceras para facilitar el tránsito del paseante y construido aparcamientos subterráneos. El tráfico se ha desviado para proteger el patrimonio de esta zona histórica.

La Catedral de Santa María

Una primera visita ineludible es a la bella catedral de Santa María. Una impresionante manifestación del gótico que estuvo inspirada en la catedral  francesa de Reims. De su exterior sorprenden las trabajadas fachadas del Juicio Final, de San Juan y de San Froilán con imaginería gótica en la zona occidental. En el norte la puerta de la Virgen del Dado conserva la policromía original, las imágenes del Pantocrátor y el Tetramorfos, y la Visitación.

De su interior luminoso y diáfano sobresalen sus hermosas y mágicas vidrieras. Un total de 1800 metros cuadrados de vidrio se distribuyen en 737 vidrieras, tres grandes rosetones y 31 ventanales de doce metros de altura. Un prodigio de la estética gótica donde aparecen grabadas imágenes del árbol de Jesé, los Apóstoles, órdenes religiosas o el Pantocrátor,  en un rosetón, “cúspide absoluta de todo cuanto es y significa este templo", en opinión de Máximo Gómez Rascón, director del Museo Catedralicio Diocesano.

El coro, el Altar Mayor, el claustro y las capillas laterales completan los tesoros de este excepcional templo. Para disfrutar de la Catedral plenamente hay que contemplar su juego de luces nocturno.

En el entorno catedralicio discurre el popular barrio húmedo. Una zona que no recibe su nombre por la abundancia de agua, sino por las tabernas tradicionales donde se pueden degustar apetitosos vinos y tapas en un ambiente tranquilo rodeado de callejuelas, plazuelas y arcos medievales.

Basílica de San Isidoro

Considerada como el conjunto románico más importante de España, está dedicada a San Juan Bautista y data del siglo IX. El edificio, sede en el pasado de una importante escuela de marfiles, azabaches y orfebres, es una mezcla de estilos románico a barroco.

Su fachada está dominada por la puerta románica del Cordero. El singular tímpano representa la ascensión por los Ángeles del Cordero y otra escena del sacrificio de Isaac. Por su parte, la portada de los Quiñones está decorada por macizas columnas de mármol con capiteles y tímpano con taqueado jaqués.

La imponente planta interior tiene tres naves de diferentes alturas rematadas con bóvedas de cañón y de arista. El crucero presenta preciosos arcos polibulados de inspiración musulmana, mientras que la capilla mayor es una auténtica exhibición de veinticuatro retablos renacentistas realizados por los grandes maestros de la época.

Iglesia y Parador Hostal de San Marcos

En la actualidad este histórico monumento acoge el lujoso Parador de Turismo de San Marcos. La fachada es una de las reliquias del renacimiento plateresco español. Un sólo lienzo con una exquisita decoración de crestería calada y candeleros. En el zócalo se representan en medallones insignes personajes de la cultura greco-latina y de la historia de España. La portada principal se compone de dos cuerpos más peineta.

En el primer cuerpo un gran arco de medio punto con roseta e intradós da la bienvenida. La clave homenajea a San Marcos y tiene medallones con inscripciones bíblicas, altorrelieve con Santiago triunfante en la batalla de Clavijo y espectacular vano barroco con los Escudos de Armas de Santiago y los del Reino de León. El espacioso claustro porticado con crucero separado de rejería, espléndidos bajorrelieves de Juan de Juni y el coro son las otras admirables estancias del Hostal de San Marcos.

Este rico legado románico y renacentista de León se entremezcla en un ambiente agradable con la señorial Casa Botines, una muestra del neoclasicismo del genial Gaudí cuyos ventanales reproducen el modelo de la Catedral. En definitiva, un paradigma de ciudad encantadora y habitable que ha sabido impregnar su abundante patrimonio con aires de modernidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento