El pleno del CGPJ ha ratificado la decisión de que los jueces no podrán alegar "objeción de conciencia" para negarse a casar a parejas homosexuales.

Los jueces y magistrados no pueden ejercer el derecho a la objeción de conciencia, al estar sometidos únicamente al imperio de la ley

Esta ratificación se produce después de que el vocal de la mayoría conservadora
José Luis Requero propusiera estimar el recurso de alzada de un juez de Sagunto (Valencia) sobre si los jueces del Registro Civil pueden negarse a tramitar expedientes sobre matrimonios entre personas del mismo sexo, en aplicación de su derecho a la objeción de conciencia.

La Comisión Permanente acordó en febrero que "los jueces y magistrados no pueden ejercer el derecho a la objeción de conciencia, al estar sometidos únicamente al imperio de la ley".

La votación 

Difícil propuesta

Era difícil que la propuesta de Requero saliera adelante, porque era previsible que los de la minoría progresista, así como el independiente Agustín Azparren y el nombrado a propuesta de CiU, Alfons López Tena, la rechazarán. 

Además,  no todos los de la mayoría conservadora comparten el criterio de Requero, porque en los recursos de alzada cada vocal vota en conciencia.