Al menos veinte personas murieron este miércoles, entre ellas niños y mujeres, por los bombardeos de las tropas del régimen contra varias granjas del pueblo de Al Qahtaniya, en el oeste de la provincia norteña de Al Reqa, fronteriza con Turquía, según la oposición.

Los Comités de Coordinación Local aseguraron que los fallecidos son 17 niños y tres mujeres, mientras que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que hay ocho menores y tres mujeres entre las víctimas.

Las restricciones del régimen sirio a la prensa impiden la verificación de la información

Los opositores han difundido en Youtube un vídeo de 38 segundos de duración, donde aparecen imágenes de los supuestos cadáveres de varios niños fallecidos en el ataque, tendidos en el suelo de una habitación.

Los Comités precisaron que el ejército del régimen empleó su artillería para atacar Al Qahtaniya.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por el régimen sirio a los periodistas.

Entretanto, los opositores denunciaron la continuación de los bombardeos en zonas de la periferia de Damasco como Yobar y Zabadani, que es también escenario de choques entre los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) y las fuerzas gubernamentales.

La violencia se ha recrudecido en Siria en medio de la parálisis de los esfuerzos mediadores, que no han logrado poner fin a un conflicto que comenzó en marzo de 2011 y ha derivado en una guerra civil.