Diabéticos en Navidad: doble precaución ante los excesos

  • Tras las copiosas comidas puede producirse una descompensación de la diabetes
  • Para controlar la diabetes lo mejor sería hacer cinco comidas al día.
  • Además de evitar los azúcares hay que limitar el arroz, la pasta y la patata.
  • Alcohol: una copa de vino en la comida y una copa de cava para el brindis.
Mesa preparada para una cena de Navidad.
Mesa preparada para una cena de Navidad.
EFE

Si todos debemos tener cuidado con los excesos de las navidades, esas comilonas tan placenteras pero no siempre sanas, mas aún los diabéticos. Los endocrinólogos piden precaución con los alimentos especiales para diabéticos por no estar exentos de azúcar.

El contenido calórico de estos productos "es similr al de los alimentos 'normales' y generalmente no están libres de azúcares como la fructosa, o alcoholes como el sorbitol, manitol y xilitol". Lo explica el jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital La Fe de Valencia, Juan Francisco Merino.

La diabetes es una patología crónica caracterizada por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre (hiperglucemia). Esta disfunción puede estar motivada por la falta de producción de insulina en el páncreas (diabetes tipo 1) o porque la insulina producida no puede ser utilizada adecuadamente por el organismo (diabetes tipo 2).

Para que el paciente diabético pueda disfrutar con seguridad de la mesa en Navidad, el doctor Merino propone hacer cinco comidas al día, ya que "la regularidad en las ingestas favorece el control de la diabetes al tiempo que evita los excesos al no llegar a las comidas con mucha hambre".

La dieta del diabético en Navidad

Aconseja también evitar abusar de los alimentos ricos en hidratos de carbono como arroz, pasta o patata, y rehúse "por completo" aquellos muy ricos en azúcares como azúcar común y miel, fruta en almíbar y confitada, mermelada, productos de pastelería y bollería, o zumos de fruta y bebidas azucaradas. Como sustitutivo para endulzar los postres se puede utilizar aspartamo, sacarina o ciclamato.

Asimismo, "los mazapanes, turrones y otros productos navideños tienen muchas calorías y azúcares sencillos, por lo que se debe controlar la cantidad que se come seleccionando una ó dos piezas y evitando el picoteo", señala la endocrinóloga de La Fe.

Por contra, señala que se opte por platos que contengan más verduras, carne y pescado, así como por alimentos ricos en fibra (legumbres secas, cereales integrales, verduras crudas) "siempre que sean bien tolerados, ya que producen menor elevación de la glucemia".

Del mismo modo, se recomienda beber principalmente agua, aunque de forma ocasional se pueden tomar bebidas o refrescos light o bajos en calorías. Se debe limitar la ingesta de alcohol a una copa de vino en la comida y una copa de cava para el brindis, ya que el alcohol aporta lo que se conocen como calorías vacías, es decir, engordan pero no alimentan y empeoran el control glucémico.

No debe olvidarse la práctica de ejercicio físico acorde a las posibilidades de cada persona". "Bastaría un paseo de 30 minutos por la mañana y otro por la tarde, después de la comida principal, para mantenerse en forma", explica el doctor Merino.

Por todo ello, recomienda a estos pacientes comprobar su nivel de azúcar en sangre mediante el glucómetro para evitar una descompensación de la enfermedad tras las copiosas comidas navideñas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento