Artur Mas es investido presidente de la Generalitat catalana con los votos de CiU y ERC

  • El convergente ha obtenido 71 votos a favor y 63 en contra.
  • Mas dice que contemplará la posibilidad de que Cataluña no aspire a tener un Estado propio cuando el PP defienda que no exista el Estado español.
  • Camacho le ha recordado a Mas que el próximo lunes "deberá jurar de nuevo que cumplirá la Constitución y el Estatut".
  • Augura una legislatura de la "frustración" porque la consulta no se podrá celebrar.
  • Artur Mas quiere tener las "estructuras de Estado" listas para la consulta de 2014.
El líder de CiU, Artur Mas, interviene esta tarde en el Parlament, en el pleno que le permitirá ser investido de nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña.
El líder de CiU, Artur Mas, interviene esta tarde en el Parlament, en el pleno que le permitirá ser investido de nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña.
Toni Albir / EFE

El líder de CiU, Artur Mas, ha sido reelegido este viernes presidente de la Generalitat catalana por mayoría absoluta, tras obtener 71 votos a favor, de CiU y ERC, y 63 en contra, en el pleno de investidura celebrado en el Parlamento catalán.

Mas tomará posesión del cargo el próximo lunes en el Palau de la Generalitat y formará el nuevo Govern el próximo jueves, 27 de diciembre, según los planes con los que trabaja la Presidencia de la Generalitat.

Tras el pacto de gobernabilidad entre CiU y ERC, Mas ha recibido el aval de ambas formaciones, mientras que el resto de grupos catalanes han votado en contra, que han sumado un total de 63 votos negativos. Los diputados han expresado su voto de forma pública y de viva voz, una vez llamados por la Mesa del Parlament.

Camacho: "Mas busca romper con España"

Durante el debate, la líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha rechazado investir a Mas presidente catalán porque el pacto CiU-ERC va "en contra de Cataluña" y busca "romper con España", y ha augurado una legislatura de la "frustración" porque la consulta soberanista no se podrá celebrar.

Sánchez-Camacho ha abierto con su intervención la segunda jornada del debate de investidura en Cataluña, que permitirá a Mas renovar como presidente de la Generalitat con los votos de CiU y ERC, y al que ha recordado que el próximo lunes "deberá jurar de nuevo que cumplirá la Constitución y el Estatut" en su toma de posesión.

La dirigente popular ha asegurado en el Parlament que el pacto entre CDC, UDC y ERC es un "nuevo tripartito", con un programa de políticas sociales y económicas "de izquierda", y ha subrayado que ese pacto "es irresponsable porque va en contra de la pluralidad del país, va en contra de Cataluña y es rupturista con España".

Asimismo, Sánchez-Camacho ha recriminado a Mas que, al firmar el acuerdo de gobernabilidad con ERC, "ha puesto fecha de caducidad" a la legislatura, que finalizará, según la popular, cuando debiera celebrarse la consulta, de la que ha subrayado que no la podrá hacer porque el Gobierno central ya ha avanzado que es ilegal.

Sánchez-Camacho ha avisado a Mas de que el pacto de legislatura con ERC da pie a una "verdadera opa" de ERC cuando llegue el momento que no se pueda celebrar la consulta. La líder popular ha acusado a CiU de "aprovechar la crisis para apuntalar un proyecto independentista", pero ha augurado que "el día a día le obligará a romper el acuerdo de legislatura".

Interpelando al líder del PSC, Pere Navarro, Camacho ha criticado que se presente como jefe de la oposición anunciando que se abstendrá en las iniciativas relativas a la consulta, "sin actuar con firmeza para cumplir la ley" y ha concluido: "El PPC ejercerá la verdadera oposición".

Mas acusa al PP de menospreciar a Cataluña

En la réplica a la intervención realizada por Sánchez-Camacho, Mas le ha pedido que deje de poner las leyes y la Constitución como una "pared infranqueable" para que el pueblo catalán pueda ejercer el derecho a decidir a través de una consulta. Mas ha añadido que contemplará la posibilidad de que Cataluña no aspire a tener un Estado propio el día en que el PP defienda que no exista el Estado español.

El president en funciones también ha reprochado al PP que "haga oídos sordos a lo que ha dicho el pueblo de Cataluña en las urnas, cuando deberían ser un poco más sensibles con la voluntad mayoritaria de los catalanes". El president en funciones ha acusado al PP de "menospreciar" al pueblo catalán al negarse "a respetar su voluntad de querer decidir su futuro", y ha preguntado a los populares: "¿quiénes son ustedes para discutir esta voluntad cuando sólo son la cuarta fuerza?".

Después de recordar que el PPC ya votó en contra de su investidura en la anterior legislatura, por lo que en esta cuestión no hay "nada de nuevo en el horizonte", Mas ha corroborado que los populares "son los únicos que en treinta años no han pasado por el Govern". "Ahora hay partidos nuevos —ha añadido— pero, de los que llevan mucho tiempo aquí, son los únicos que no han estado en el Gobierno catalán, por lo que alguna cosa deben hacer mal o, como mínimo, deberían preguntarse por qué y si quizá debieran hacer autocrítica".

Herrera renuncia a sumarse al pacto CiU-ERC

Por su parte, el líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha renunciado a sumarse al pacto de gobernabilidad que han suscrito CiU y ERC porque avala la "austeridad salvaje" que los ecosocialistas quieren combatir. En su intervención, ha respondido así a la oferta lanzada el jueves por el presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, y el líder de ERC, Oriol Junqueras, que abrieron su pacto al resto de formaciones, sobre todo en alusión al PSC y al partido de Herrera.

El líder ecosocialista ha pedido "un gran acuerdo nacional" para el derecho a decidir, y ha lamentado que tanto CiU como ERC han intentado patrimonializarlo incluyéndolo en un pacto que ICV-EUiA rechaza tanto en términos económicos, como de autogobierno.

Herrera se ha mostrado muy crítico con la "sumisión" a las políticas de austeridad —"usted ha sido un entusiasta", le ha espetado a Mas—, y ha exigido así al nuevo Govern un giro radical en los recortes "salvajes" que se han aplicado en los últimos dos años. "Lo más preocupante es que usted, en un escenario nacional, planta cara, pero en el económico, lo acata (los ajustes), y el conformismo suyo lo paga la gente", ha dicho.

Herrera, que ha enumerado una batería de servicios sociales que se han visto afectados con los recortes del ejecutivo de CiU, desde las becas comedor hasta los recortes en sanidad, ha avisado a Mas que "Cataluña no puede aguantar más sufrimiento".

Rivera pide a Mas que "se vaya"

El líder del grupo de Ciutadans (C's), Albert Rivera, ha reclamado a Mas que "se vaya" porque es un "problema" para la estabilidad de Cataluña, y ha calificado el acuerdo de CiU-ERC de "Equipo A", cuyo objetivo es conducir a esta comunidad a separarse de España. Rivera ha acusado al candidato de CiU de "poner patas arriba" y de paralizar Cataluña con unas elecciones "plebiscitarias" en las que lejos de conseguir la "mayoría excepcional" que pedía ha acabado como un presidente "fracasado".

Al hilo de esta argumentación, el presidente de C's le ha espetado a Mas que tendría que haber reconocido su "error" con estas elecciones y, por "dignidad", haber puesto su cargo a disposición de CiU para que este partido hubiese podido proponer otro candidato que "tendiese puentes" con la oposición.

En su respuesta, Mas le ha replicado que sus palabras son una "ofensa" y un "menosprecio" a los miles de votantes que dieron su confianza a la candidatura de CiU. "¿Los votos que hemos recibido deben de tener algún valor, no?. A mi nunca se me ocurrió decirle en las anteriores elecciones: tiene que irse, porque ha quedado el último. Sus votos tienen el mismo valor que los míos", ha dicho.

CUP se estrena con un discurso antisistema

La Candidatura d'Unitat Popular (CUP) se ha estrenado en el Parlament con un discurso marcadamente antisistema en el que ha apelado a seguir el ejemplo islandés y encarcelar a los causantes de la crisis, aunque también ha tendido la mano para convocar una consulta de autodeterminación en Cataluña.

El diputado y portavoz de la CUP en el Parlament, David Fernández, ha empezado recordando "las miles de personas que cada día mueren de hambre en el mundo" y "los tres millones de personas que están en el umbral de la pobreza en Cataluña". Después de arremeter contra los causantes de la crisis, que ha considerado que son "la UE de los mercados", "los gángsters con corbata", los bancos y los sectores especulativos, este mismo portavoz de la izquierda independentista ha diagnosticado que "la situación es extremadamente complicada", sobre todo porque "el mundo sigue estando gobernado por ladrones y piratas", ha dicho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento