Asamblea de Madrid
Asamblea de la Comunidad de Madrid. Comunidad de Madrid

La Asamblea de Madrid aprobó este jueves, gracias a la mayoría absoluta del PP y con los votos en contra de toda la oposición, los presupuestos para 2013, que incluyen la privatización de la gestión de parte del sistema sanitario, el cierre de un hospital público y varios centros de especialidades, un recorte en Educación y Servicios Sociales y la implantación de 40 nuevas tasas.

La votación, celebrada el día después de la última marea blanca de los sanitarios ante el parlamento regional, en plena jornada de huelga en Atención Primaria y bajo la amenaza de dimisión de los directores de los centros de salud, tuvo lugar a las 15.53 horas.

Los diputados de IU se pusieron en pie y aplaudieron a favor de la Sanidad públicaLa sesión, como casi todas las de esta legislatura, resultó tensa. El PP volvió a echar en cara al líder socialista, Tomás Gómez, su 'vigilia' en la Cámara en apoyo de los sanitarios. En medio del cruce de acusaciones, el grupo de IU abandonó momentáneamente el pleno para no participar en el "espectáculo".

Durante la votación del capítulo dedicado a Sanidad, los diputados de la coalición se pusieron en pie entre consignas a favor de la Sanidad pública y en contra de los planes de reestructuración elaborados por el consejero del ramo, Javier Fernández-Lasquetty.

El portavoz del Ejecutivo, Salvador Victoria, defendió el plan asegurando que permitirá ahorrar 200 millones de euros, una cifra que Lasquetty no había calculado hasta ahora y muy inferior a los 550 millones que solicitó a los médicos para asumir sus alternativas de ahorro y aparcar las privatizaciones.

En la votación definitiva, el PP respaldó las cuentas del Ejecutivo de Ignacio González con 72 votos. PSOE (36) e IU (12) se pronunciaron en contra. UPyD (8), se abstuvo en el capítulo 17, el relativo a Sanidad, pero votó en contra de los presupuestos. El PP apenas aceptó 17 enmiendas de la oposición que suponen mover unos 3 millones de euros.

Ajuste de 2.700 millones

Los presupuestos para 2013 suponen un recorte de 1.424 millones de euros respecto a 2012. Además, refrendan la instauración de 40 nuevas tasas y precios públicos con los que se recaudarán 1.335 millones más. Entre otras, habrá que pagar por registrarse como pareja de hecho o por la revisión del grado de dependencia. Los padres separados que utilicen la red de Puntos de Encuentro de la Comunidad de Madrid tendrán que abonar entre 5 y 10 euros. En total, el ajuste supera los 2.700 millones de euros.

Aún quedan por resolverse la subida de tarifas del Transporte y el ERE y privatización de TelemadridLas nuevas cuentas extienden por primera vez las privatizaciones sanitarias a la Atención Primaria. Hasta 27 centros de salud saldrán a concurso público para que sean empresas quienes se ocupen de su gestión. La lista aún no es pública. Si lo es la de los seis hospitales que seguirán su camino: el Infanta Leonor, el Infanta Sofía, el Infanta Cristina y los del Henares, el Sureste y el Tajo. También llega el euro por receta, que el Gobierno de Mariano Rajoy ha amenazado con llevar al Tribunal Constitucional.

Por partidas, el presupuesto cae más en Educación (menos dinero para los institutos, becas universidades e investigación) y Servicios Sociales (-96 millones). Las subveciones a partidos políticos y sindicatos desaparecen, lo mismo que la ayuda al desarrollo. Las políticas activas de empleo se reducen un 80%.

En Transportes y, con los presupuestos del Estado en el aire, aún no se ha establecido la subida de tarifas, que podría rondar el 10%. Asociaciones y fundaciones de todos los ámbitos perderán fondos, lo que obligará por ejemplo, a cerrar cuatro centros de atención a drogodependientes. Esto ha originado una protesta consistente en un encierro en la 'parroquia roja' de Entrevías. Telemadrid pierde un 35% de presupuesto a la espera de que se concrete el ERE sobre 925 trabajadores.

Consulta aquí más noticias de Madrid.