Ciudadanos detenidos el pasado 25 de septiembre durante la protesta Rodea el Congreso interpusieron este jueves una denuncia ante los juzgados de guardia de Plaza de Castilla contra la Policía Nacional y sus responsables políticos por los delitos de tortura y vulneración de derechos durante las cargas y las horas posteriores a la manifestación.

La denuncia la presentan personas que participaron en la protesta, pero también vecinos que pasaron junto a la misma y se encontraron en medio de las cargas de los antidisturbios. En total, son 27 los afectados.

En algunos casos, los denunciantes tuvieron que hacer sus necesidades en el suelo de la celdaTodos ellos fueron detenidos y trasladados al complejo policial de Moratalaz. Allí, y durante 48 horas, aseguran haber sufrido intimidación, insultos, vejaciones físicas e incluso "torturas". Según el escrito, la mayoría de ellos no fueron informados de los motivos de su detención ni de sus derechos.

Los denunciantes han sido asesorados por la comisión de Legal de la Acampada de Sol del movimiento 15-M.

Según el texto presentado ante el juez, una vez en Moratalaz, la Policía mantuvo a los detenidos "mirando contra la pared durante horas, estando muchos heridos y produciéndose incluso algún desmayo" mientras agentes de paisano encapuchados "les insultaban y amedrentaban".

"El Samur tuvo que rogar a la Policía que por favor les diese agua a los detenidos y solo entonces se les permitió sentarse y se les dio agua", detalló el abogado Eric Sanz de Bremón, colaborador de la Comisión de Legal.

"Sólo se les permitía salir para ir al baño tres veces al día, por lo que en algunos casos los detenidos tuvieron que hacer sus necesidades en el suelo de las celdas; no se les proporcionó agua en 48 horas, a algunos detenidos se les negó una manta para taparse durante la noche y se mantuvo las luces encendidas por la noche y apagadas por el día", reza el texto.

"Había heridos con vómitos y convulsiones"

La denuncia recoge casos concretos, como el de un hombre que se encontró con la manifestación cuando acudía a recuperar su coche, retirado por la grúa. A las 19.00 horas, cuando la protesta no había empezado y el tráfico aún era fluido, un Policía le ordenó que no se detuviera en la zona. Al hacerlo, le identificó para denunciarle.

La denuncia incluye fotos y vídeos recopilados por los propios afectados"Pensado que ya había terminado de apuntar mis datos, tomé mi DNI de sus manos cosa que llevó a que se abalanzara sobre mí. Fui trasladado a Moratalaz. Fueron llegando otros detenidos, la mayoría, heridos, algunos seriamente, con vómitos y convulsiones. Me dieron fabada de comer hasta en cinco ocasiones. Recibimos un trato denigrante", afirma.

Otro de los detenidos refleja en la denuncia que fue arrestado por oponerse "de manera pacífica" (sentado en el suelo) al desalojo de las inmediaciones del Congreso. Al ser detenido, una doctora del Samur le dijo que debía ser trasladado a un hospital por lesiones en un brazo que aún hoy perduran. "No se me permitió tomar el tratamiento que tengo prescrito", añade.

Un tercer afectado asegura haber recibido golpes de porra y patadas de los agentes. Adjunta, además, fotografías de su detención en las que se ve a un agente presionándole la cabeza contra el suelo con la rodilla. "Profirieron insultos y expresiones de connotación racista".

La denuncia incluye vídeos de los hechos recopilados por los afectados a través de las redes sociales, incluyendo algunos difundidos por 20minutos.es el 25 de septiembre.

Cargas "proporcionales"

Los abogados esperan que sea admitida a trámite y que los policías, muchos ellos identificados gracias a los atestados, sean llamados a declarar para explicar su actuación y la de sus mandos.

Al día siguiente del intento de rodear el Congreso, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, felicitó a la Policía Nacional asegurando que los antidisturbios actuaron "magníficamente". La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, calificó las cargas de "proporcionales". "Tuvieron que actuar para defender el Congreso, porque lo que estos manifestantes violentos pretendían era acceder al Congreso", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Madrid.