Violencia en Siria
Imagen facilitada por la agencia de noticias siria SANA que muestra los restos de un coche bomba en Alepo. EFE

El ministro sirio del Interior, Mohamed al Shaar, ha sido ingresado este miércoles en un hospital en Beirut para recibir tratamiento médico, siete días después de que la sede de su ministerio en Damasco fuera blanco de un atentado, informan fuentes de seguridad.

Las fuentes no precisaron el hospital en el que ha sido internado, aunque las televisiones libanesas apuntaron que Al Shaar se encuentra en estado grave en el Hospital de la Universidad Americana.  El pasado 12 de diciembre, la agencia oficial de noticias siria Sana informó de que Al Shaar y otros altos cargos del ministerio salieron ilesos del citado atentado con explosivos, que causó la muerte a cinco personas y heridas a otras 23.

La televisión libanesa MTV mostró en directo una ambulancia escoltada por vehículos de la seguridad libanesas llegando al hospital de la Universidad Americana, en el que no se permite la entrada a los periodistas. El atentado contra la sede del Ministerio del Interior en Damasco provocó importantes destrozos en la fachada del edificio, situado en el barrio de Kafr Susa, en el oeste de la capital.

El grupo extremista Frente al Nusra, acusado de tener vínculos con Al Qaeda, reivindicó un día después las explosiones contra el Ministerio del Interior. En un comunicado colgado en Facebook, el grupo explicó que dos terroristas suicidas aparcaron dos vehículos cargados con explosivos frente al ministerio e irrumpieron en el complejo, donde se enfrentaron a los guardias que lo vigilaban.

Un atentado en Alepo causa entre 11 y 30 muertos

Por otro lado, un atentado con coche bomba ha causado este miércoles entre 11 y 30 muertos, la mayoría miembros del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS), en la aldea de Al Asisa, en el sur de la ciudad siria de Alepo, según informaron los grupos opositores.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó en un comunicado que once personas fallecieron y veinte resultaron heridas en el atentado, mientras que dos activistas de Alepo consultados elevaron a treinta el número de fallecidos.

El opositor Abu Mohamed al Halabi, portavoz de la brigada Deraa al Umma del ELS en Alepo, explicó que el vehículo estalló cerca de un cuartel secundario de combatientes rebeldes en Al Asisa. La explosión causó también víctimas entre la población civil, según Al Halabi, que precisó que de la treintena de muertos solo han podido identificar por el momento a veinte. 

Los líderes de la oposición se reúnen por primera vez

Los líderes de la oposición política siria, Muaz al Jatib, y de las fuerzas rebeldes, Salim Idris, se han reunido por primera vez, en un encuentro inédito para aunar esfuerzos en la lucha contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

En un comunicado conjunto, la Coalición Nacional de Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFROS) y el Mando Militar de los rebeldes aseguran que Al Jatib e Idris reafirmaron la "demanda popular de derrocar al régimen" y la necesidad de acelerar la formación de un gobierno de transición.

La nota, que no especifica el lugar ni la fecha de la reunión, asegura que el encuentro se produjo "en respuesta a las legítimas demandas del pueblo sirio en su lucha por la libertad". Los líderes de la CNFROS y del Mando Militar Conjunto pidieron la caída del régimen y de todas sus figuras, el desmantelamiento de las fuerzas de seguridad leales a Al Asad y el fortalecimiento del pueblo sirio "para que pueda tomar su destino en sus manos y defenderse".