El PP ha hecho valer su mayoría en el Pleno del Senado para tumbar una moción que contaba con el apoyo del resto de grupos, salvo Foro de Asturias, por la que se instaba al Gobierno a retirar el anteproyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) entre otras medidas en materia educativa.

La iniciativa, que ha sido rechazada con 154 votos en contra del PP y Foro de Asturias y 88 votos a favor del resto de grupos, pedía la retirada del anteproyecto "por considerar que su implantación en el contexto económico actual, junto con la oposición generalizada de todos los sectores de la comunidad educativa, representa un retroceso en la calidad en la educación pública y en la igualdad de oportunidades de acceso a la educación".

Asimismo, la moción instaba al Gobierno a rectificar su política presupuestaria en materia educativa, atender las "justas" reivindicaciones de la comunidad científica española y corregir "con urgencia" la subida "desproporcionada" de las tasas en las universidades, así como mantener las becas.

El senador socialista Vicente Álvarez Areces, encargado de defender la moción, ha calificado de "revanchista y profundamente ideológica" el anteproyecto de reforma educativa presentado por el Gobierno, así como de "contrarreforma ideológica que considera la educación un negocio", y ha acusado al Ejecutivo de "romper el pacto educativo de la transición".

Ante estas críticas, el senador del PP Luis Peral ha acusado al PSOE de "apartarse totalmente de la verdad" y de "secta pedagógica". Asimismo, ha acusado al PSOE de "mentir" cuando habla de oposición generalizada a la LOMCE sin tener en cuenta "los múltiples sectores de la comunidad educativa que desde hace muchos años piden una reforma". "La educación en españa necesita más estadística y menos demagogia", ha apostillado.

Mientras, los senadores del PNV, CiU y Entesa Catalana de Progrés han centrado sus críticas al anteproyecto al tratamiento que la reforma da a las lenguas cooficiales. Así, la senadora del PNV Rut Martínez ha señalado que la reforma es un "intento de recentralización" y no tiene en cuenta el nivel competencial del País Vasco. "Necesitamos referentes claros y no tutelas", ha señalado.

Por su parte, la senadora de Entesa Catalana de Progrés María Jesús Sequera se ha preguntado qué necesidad hay de cambiar lo que está funcionando, en referencia al modelo de inmersión lingüistica de Cataluña, y ha indicado que es "absurdo dilapidar un sistema reconocido internacionalmente". También el senador de CiU Ramón Alturo ha señalado que la inmersión lingüistica es un "modelo de cohesión social" en Cataluña y ha apoyado la moción.

Ante estos reproches, el senador del grupo 'popular' ha respondido asegurando que la reforma ni es "segregadora" ni "tampoco es excluyente", y ha asegurado que lo excluyente es el actual sistema que "condena" a un gran número de jóvenes al abandono escolar. Mientras, el senador de Foro de Asturias, Isidro Martínez, se ha mostrado en contra de la retirada del anteproyecto, así como del "diagnóstico demoledor" y "profundamente sectario" del PSOE.

Consulta aquí más noticias de Asturias.