La Policía Foral ha puesto en marcha esta semana un nuevo plan de seguridad con motivo de las fiestas navideñas, que se prolongará hasta el próximo 8 de enero. Se prestará especial atención a las actividades ilícitas más habituales en este periodo, como hurtos, robos, peleas o riñas multitudinarias.

Así, según ha informado el Gobierno foral en un comunicado, se adoptarán medidas de vigilancia para contrarrestar la actividad de la pequeña delincuencia y los grupos organizados, que suelen aprovechar las grandes afluencias de público y la situación de desprotección de zonas residenciales e industriales para actuar.

En concreto, se prestará una especial atención a centros comerciales en la Cuenca de Pamplona, localidades de mayor afluencia durante esta época, barrios dormitorios, polígonos industriales, chatarrerías y principales edificios del Gobierno de Navarra.

En la campaña participan la División de Prevención y Atención Ciudadana, la Brigada Central de Intervención y los grupos de Prevención y Atención Ciudadana (las comisarías territoriales).

En el marco de esta operación, esta madrugada han sido detenidas cuatro personas por un delito de robo en Berriozar, después de que la Policía Foral fuera alertada del robo cometido en un establecimiento de hostelería de esta localidad a cargo de tres personas encapuchadas.

Tras recibir el aviso, en torno a la 1 de la madrugada, se han movilizado patrullas de Seguridad Ciudadana de Pamplona y de Policía Municipal de Berriozar. Finalmente, una patrulla de Policía Foral ha logrado detener a cuatro personas presuntamente implicadas en estos hechos en la carretera N-240-A (Pamplona-Vitoria), en el termino municipal de Iza.

Consulta aquí más noticias de Navarra.