Directiva sobre tabaco
El comisario europeo de Sanidad y Consumo, Tonio Borg , sostiene una cajetilla de tabaco con un diseño que se ajusta a la nueva directiva. EFE/Olivier Hoslet

El comisario europeo de Sanidad y Consumo, Tonio Borg, ha presentado este miércoles en Bruselas la nueva directiva sobre el tabaco y los productos derivados, que tiene como objetivos principales aumentar los mensajes disuasorios en las cajetillas o envoltorios y prohibir aditivos como el mentor o sabores como el de vainilla.

La norma tiene que recibir el visto bueno del Parlamento Europeo y de los Veintisiete, por lo que no entraría en vigor hasta 2014. Es una medida, según ha explicado Borg en rueda de prensa, "ambiciosa y equilibrada", ya que pretende reducir un 2% en los próximos años el porcentaje de fumadores europeos, que ahora se sitúa en un 27%.

Para empezar, si hasta ahora las advertencias sanitarias sobre los efectos del consumo del tabaco ocupaban entre un 30% y un 50% de la superficie de cajetillas de cigarrillos y paquetes de tabaco de liar, ahora ocuparán tres cuartos de la superficie de todas sus caras e incluirán imágenes y texto al mismo tiempo.

Dichas fotos deberán provenir de una "biblioteca común" de la UE, según Borg, quien mostró el ejemplo de una fotografía que compara los pulmones de un fumador y de un no fumador.

La obligación de informar sobre el contenido de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono será sustituida por un mensaje especificando que el humo de tabaco "contiene más de 70 sustancias que causan cáncer". Habrá excepciones: se permitirá la venta de "empaquetados neutros" en casos "debidamente justificados".

Sin "aromas fuertes"

Por otro lado, se quieren prohibir los cigarrillos y el tabaco de liar con "aromas fuertes característicos", como el mentol o la vainilla, así como los aditivos que aumenten la toxicidad y el potencial de adicción del tabaco. Los aromas no deberán ocultar el sabor del tabaco.

"El tabaco debe parecer tabaco y saber como tabaco", dijo el comisario, quien señaló que determinadas novedades introducidas por los fabricantes como "los paquetes que parecen cosméticos o golosinas" o los cigarrillos con sabor a fresa y chocolate hacen a estos productos "más atractivos para los jóvenes".

Se mantiene la prohibición de la venta de pasta de tabaco de consumo oral, con la excepción de SueciaAsimismo, se mantiene la prohibición de la venta de pasta de tabaco de consumo oral ("snus"), con la excepción de Suecia, mientras que todos los productos de "tabaco sin humo", como los cigarrillos electrónicos, deberán llevar advertencias sanitarias en sus envoltorios y no podrán contener aditivos de sabor.
 
Diversas asociaciones del sector sanitario y organizaciones políticas acogieron con satisfacción la medida, entre ellas la Alianza Europea de la Salud Pública (EPHA) y los partidos Popular y Socialista europeos (PPE y PSE), mientras que el grupo de los verdes lamentó que esta no contenga disposiciones más precisas y ambiciosas.

La directiva llega, no obstante, después de la dimisión del predecesor del comisario Tonio Borg, John Dalli, y tras las críticas del sector tabaquero. Las enfermedades relacionadas con el tabaco provocan cada año unas 700.000 muertes en los Veintisiete, y generan un gasto anual de 25.300 millones de euros para los sistemas sanitarios nacionales, según la CE.