El Sindicato Agroalimentario de CCOO de Córdoba no ve justificación alguna para el nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) que Deóleo ha iniciado este martes para el despido colectivo de unos 100 trabajadores de sus principales centros de trabajo, incluidos 20 empleados en su fábrica de aceite en Córdoba capital, en la barriada periférica de Alcolea.

Así lo ha dicho, en declaraciones a Europa Press, el secretario general del mencionado sindicato en Córdoba, Rafael Estévez, quien ha señalado que, "más allá de que los Servicios Jurídicos de CCOO a nivel nacional están estudiando la documentación presentada por Deóleo para el ERE, no es entendible que lo presente, ya que aún nos encontramos en el plazo de aplicación del anterior ERE", acordado entre empresa y sindicatos a finales del pasado año y que ha afectado a 41 trabajadores en toda España, mediante bajas incentivadas (23) y prejubilaciones forzosas (18).

Es más, Estévez ha argumentado que no es comprensible que por parte de la empresa se presente el nuevo ERE, "al amparo de la reforma laboral del PP", alegando causas económicas, productivas y organizativas, cuando resulta que "aún no se ha comprobado cuál es el impacto en las cuentas (de la compañía) del ERE todavía vigente".

Para el sindicalista, la única explicación, que no justificación, para que la multinacional, que también pretende prescindir de 28 trabajadores en Italia, lleve a cabo ahora este nuevo ERE "es que Deóleo tenga un acuerdo con Hojiblanca para adelgazar la plantilla antes de que, el próximo enero, los accionistas de Hojiblanca voten tomar una participación del 9,6% en Deóleo y que Sovena, por otro lado, se quede con parte de Koipe en Andújar (Jaén)", factoría ésta última en la que se perderán 32 empleos a través del nuevo ERE.

Es decir, no hay detrás del ERE causas económicas objetivas, pero tampoco productivas y organizativas, como alega la empresa, ya que, según ha subrayado Estévez, en el caso de la factoría cordobesa de Alcolea, que produce aceite de oliva de la marca Carbonell, "resulta que hay que contratar a diario a 25 eventuales para poder mantener la producción", con lo que no se puede entender, en opinión del sindicalista, que ahora Deóleo quiera prescindir de 20 empleados fijos de su factoría en Alcolea.

En cualquier caso, la compañía anunció ayer, tras presentar el citado ERE, que ha iniciado "un periodo de negociación con los representantes de los trabajadores y, en función de los plazos marcados por las autoridades de ambos países (España e Italia)", estima "tener finalizados estos procesos en los próximos tres meses".

Del total de empleados afectados en el mercado español, 20 trabajadores serán de la fábrica cordobesa de Alcolea, 32 del centro de producción jiennense de Andújar, 36 de las oficinas centrales en Rivas Vaciamadrid (Madrid) y otras doce de las delegaciones de Salamanca y Sevilla.

Dichas medidas, según ha señalado Deóleo, se han adoptado dentro del proceso de redimensionamiento que el grupo viene anunciando y ejecutando con el objeto de obtener la máxima eficiencia de sus recursos, que asegure la competitividad futura de la compañía.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.