La protectora El Refugio ha denunciado ante el Seprona un supuesto delito de maltrato o abandono de animales domésticos en el criadero canino 'El Chincol' en la localidad de Méntrida (Toledo).

El juzgado número 1 de Instrucción de Torrijos está investigando el criadero 'El Chincol' pues, según ha informado esta protectora en nota de prensa, en este criadero se encontraban "cadáveres de perros apilados y enterrados en la finca, perros sin identificar, sin atención veterinaria, sin alimentación adecuada y en condiciones higiénicas inaceptables".

Según declaraciones de un trabajador del criadero, que constan en el informe del Seprona, la responsable del criadero Belén Triviño Acuña, supuestamente, dejaba "morir de agonía a aquellos perros que presentaban alguna complicación de salud y que ya no le servían para las tareas de reproducción, sin prestarles, supuestamente, ningún tipo de atención veterinaria ni alimentación hasta su muerte".

Presuntamente, según esta protectora, todos los animales que murieron en las mismas circunstancias son los que se podían ver metidos en bolsas de plástico o enterrados en distintos puntos de la finca.

Tras la denuncia de la protectora el Seprona inspeccionó el criadero 'El Chincol', "encontrando a los animales, supuestamente, malviviendo entre orines y kilos de excrementos, sin agua ni comida y en condiciones veterinarias de total abandono".

El Refugio está inmerso en más de 150 procedimientos penales, civiles y administrativos en diferentes comunidades autónomas. Se pueden ver imágenes del criadero 'EL Chincol' en El Refugio TV www.elrefugiotv.org, la primera televisión de los animales.

Consulta aquí más noticias de Toledo.