La Delegación del Gobierno en Cantabria, ante la proximidad de las fiestas navideñas y el incremento de la venta de material pirotécnico, ha recordado que existen una serie de normas que regulan la venta en los establecimientos autorizados, que en caso de no ser respetadas suponen la incoación de expediente sancionador por infracción grave o muy grave contra la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana.

En un comunicado, la Delegación recuerda que "está terminantemente prohibida" la venta ambulante, y que los establecimientos autorizados para la venta y almacenamiento de productos pirotécnicos, entre el 20 de diciembre y el 6 de enero, deberán cumplir con numerosos requisitos en materia de seguridad, tanto ciudadana como de carácter industrial.

En consecuencia, la Delegación destaca la importancia de adquirir estos productos en establecimientos autorizados, ya que sólo así se garantiza que el material está "en perfecto estado", así como que se acompaña de las instrucciones necesarias para una "adecuada manipulación" y, por tanto, evitar accidentes.

Todos estos establecimientos disponen del indicativo 'Pirotecnia Segura' que certifica su autorización para la venta de petardos y resto de productos pirotécnicos.

Igualmente, la Delegación recuerda que la manipulación irregular de estos productos puede provocar lesiones "muy graves", por lo que resulta imprescindible adoptar "todas las medidas de precaución" que establecen los fabricantes de estos productos.

Entre otras figuran el hecho de no encender nunca productos pirotécnicos en un espacio interior, a no ser los específicamente diseñados para ello; no disparar contra personas, vehículos, edificios y animales; y no sostenerlos con las manos una vez encendidos, a excepción de las bengalas.

Además, no se pueden guardar productos pirotécnicos en bolsillos o bolsos de mano durante mucho tiempo, y hay que comprobar siempre la dirección del viento antes de encender el producto, evitando hacerlo con rachas superiores de los 25 kilómetros por hora.

Establecimientos autorizados

Este año, la Delegación del Gobierno ha autorizado un total de 25 establecimientos, de los que cuatro cuentan con autorización permanente, en Boo de Guarnizo (El Astillero), Hazas de Cesto, Quijas (Reocín) y Sobremazas (Medio Cudeyo).

Por su parte, los 21 establecimientos que cuentan con autorización temporal para la venta de productos pirotécnicos hasta el 6 de enero, se encuentran en Santander (11 establecimientos), Torrelavega (3), Santa Cruz de Bezana (2), Laredo (2), Castro Urdiales, Colindres y Reinosa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.